Tiempo de lectura: 4 min

En su sexta edición y por primera vez que la visitamos en la cueva, estuvimos en el festival murciano Animal Sound, y en contra de las expectativas, salimos con un buen sabor de boca.

El sábado 15 pudimos disfrutar de uno de los festivales que llevan bastante tiempo en suelo español sin hacer mucho ruido pero convirtiéndose en un referente para la escena electronica del levante español, Animal Sound. Aclarando primeramente que siempre fue un festival que mezcló musica urbana con la electrónica, de hecho, uno de los primeros del país en hacerlo.

A destacar en este festival es la ubicación, perfecta diríamos, un sitio como es el Recinto Ferial La Fica en plena Murcia capital, con el río Segura colindando, un sitio privilegiado desde luego. Escenarios pequeños pero matones, el que más nos impactó fue por supuesto The Jungle Cave, el escenario underground organizado por Guru, contando con djs como Carlos Agraz, Lorena Llanes, Gonçalo o Don Fluor, y en una ubicación ambientada para el tipo de musica que nos presentaban, era en el hall del auditorio de este recinto, quedando un ambiente club, oscuro y con una acústica impresionante. Al salir de este, encontrabas con el escenario juventud justo a las espaldas de este auditorio. Al adentrarte mas en el festival, de frente encontrabas The Rave Area, donde pudimos disfrutar de Save The Rave, Impak o Kursiva, neurofunk potente y contundente para los amantes de este genero. A su izquierda la zona Remember, Vicente One More Time, Javi Boss y Skudero b2b Xavi Metralla fueron los principales artistas que pusieron a bailar a los más nostálgicos de este género .

Y el plato fuerte el mainstage aislado perfectamente de los otros y sin mezcla de sonido entre ambos, encontrábamos una potente estructura, y donde el sonido era bastante bueno, salvo para los que estaban en las 10 primeras filas que perdía un poco de sonido, por ponerle alguna pega, pero minúscula desde luego. Para nosotros el día lo abría Moonkey, el artista de sad trap murciano cantaba en casa, y nos dejó un directo bastante interesante, Soge Culebra, y Lara Taylor fueron los siguientes en dejar el listón bien alto para lo que venía. Maikel DeLaCalle era uno de los platos fuertes de la noche y no defraudó el talento y humildad de este artista nos llegó a todos poniendo el escenario a tono, pudimos escuchar, “Girlfriend” o “Replay” entre otros temas más antiguos como “Condiciones” o “Me Atrevo”. La llegada de SFDK revolucionó murcia, el dúo Sevillano, nos dejó un concierto impresionante, con su experiencia y contundencia, dándole una vuelta a muchos de sus éxitos nuevos y antiguos como “Pruebalo” o ” Años Muertos”.

El creador del himno del festival Charlie Ray era el encargado de poner la carne en el asador después de la intro del festival, su big room y  electro house puso patas arriba Murcia al igual que Lukas Innerman, música contundente para un publico, que para nuestra sorpresa era muy agradecido. El descubrimiento del festival fue por supuesto el murciano David Jarvis, media hora antes de los residentes, Dubvision, presentó muchas de sus producciones y pudimos comprobar que en Murcia hay talento electrónico y que en Animal apoyan a sus artistas locales.

Llegó uno de los momentos más esperados de la noche, Dubvision, el dúo holandés bailó entre el electro house, progressive house y el big room, pudimos oír grandes himnos como “Turn It Around” o “New Memories” que hizo que se saltaran algunas lagrimas que otras. El momento del progressive house en estado puro había llegado, Third Party estaba esperando para su actuación de una hora y media, y no defraudaron, puro progressive house, puro sentimiento era lo que desprendían los ingleses, y algo que no se puede pasar por alto es la ultima media hora en la que regresaron a su pasado en Size Records, y nos ofrecieron de seguido himnos como su remix a “Firestone”, “Everyday Of My Life”, “ID2”, “Reload” o el remix de Steve Angello y AN21 a “The Island”. Corrían las 5 de la madrugada cuando los bpm subían dramáticamente y Angerfist cogía el manejo de los platos, llenaba por completo la zona del escenario principal y desataba una hora de locura, cerrando así la sexta edición de Animal Sound.