Tiempo de lectura: 8 min

Este año hemos tenido el placer de poder disfrutar del festival malagueño y queremos contaros cual ha sido nuestra experiencia.

Tras meses de preparación, grandes confirmaciones y muchas ganas, llegaba el día 13 y Los Álamos Beach Festival abría sus puertas para acoger a su público en la fiesta de apertura.

#LosAlamosBeach al 70% de montaje… GA-NA-ZAS! Últimos tickets ➡️ www.losalamosbeach.com

A post shared by Los Alamos Beach Festival (@losalamosbeach) on

Por desgracia, el equipo de Loud Cave solo ha contado con un par de ojos en este evento y únicamente han pasado por el escenario principal, y no a todas las horas en la que había actuaciones, por lo que habrá ciertos momentos, artistas o escenarios (el Underground Stage o el camping) que apenas mencionaremos.

Pues bien, empecemos por el principio, remontémonos al jueves, a la opening party. El día se presentaba interesante con actuaciones como la de Abel The Kid o Dubvision, pero no fue hasta el B2B entre Luis Roca y Juanjo Vergara cuando pisamos el recinto. Las expectativas estaban altas pero lo cierto es que la primera toma de contacto fue un poco decepcionante; una iluminación muy tímida, unos altavoces que parecían sonar a medio gas y, como venía siendo tónica los años anteriores, un terreno que a la mínima de cambio se convertía en una nube de polvo.

🔥🔥🔥 @losalamosbeach was LIT 📷 @raulbarciap

A post shared by DubVision (@dubvisionmusic) on

Pese a estos problemillas, la noche mejoraba conforme iban pasando los artistas, un Shapov cargado de energía que ponía en pie al público con una amplia variedad de estilos y con algunos de sus éxitos, como su “Belong”, entre otros. A continuación, uno de los platos fuertes de la noche y del festival, el británico Tom Staar se subía a la cabina. Nos esperábamos un set más housero pero la calidad de este fue inmejorable, una primera mitad cargada de groove y progressive mientras que en el resto de la sesión predominó ese house que tanto añorábamos y que tanto nos gusta escuchar por parte del británico, y donde sonaron algunos de sus éxitos como “Bora” y su reciente lanzamiento en SIZE, “Drift”. La noche terminó con la puesta en escena de Thomas Gold previa a la del residente de Tomorrowland Yves V, con una sesión muy variada y que gustó mucho al público. La noche del jueves concluía y ya nos preparábamos para afrontar las dos noches grandes del festival.

La gente encaraba el viernes con ganas, se presentaba un día apasionante con actuaciones muy suculentas. La tarde comenzaba con el madrileño Yas Cepeda, autor del tan sonado este verano “Strangers”, en colaboración con David Tort y Markem. A continuación se sucedieron las actuaciones de Maurice West, la esperadísima puesta en escena de CYA -con un resultado impecable por cierto- y las de nuestro querido Dj Nano y también la de Brian Cross. Un calentamiento de lujo para lo que se nos venía encima.

Goosebumps

A post shared by CYA (@whoiscya) on

Como decimos por aquí, con Sander Van Doorn empezaba lo gordo de la noche. Puro progressive y mucho ritmo, como no podía ser menos. La noche estaba housera y así siguió cuando Sunnery James y Ryan Marciano se pusieron a los platos, una sesión con aires tribales y mucho groove, pura potencia, una de las mejores sesiones del festival. El siguiente en actuar sería el holandés Chuckie, que se encargó de llevar a cabo la sesión más variada en cuanto a estilos del festival. No exageramos diciendo que pudieron sonar más de 80 temas distintos en la hora y media que estuvo pinchando, pero es bien sabido que cantidad no equivale a calidad. Muchos buenos temas que después se estropeaban con drops big room o cualquiera de estos estilos comerciales que tan quemados están.

Muchas Gracias @losalamosbeach festival🙌🏽 Much Love ❤️❤️ #sjrm #tourlife

A post shared by Sunnery James & Ryan Marciano (@sj_rm) on

La noche llegaba a su fin con uno de los reclamos de este año, el número 1 del mundo según DJ Mag, Martin Garrix. Para todo aquel que conocía los hits del holandés fue una sesión de ensueño. No cabía ni un alma más en el recinto, no dejaban de sonar éxitos mundiales, la tímida iluminación y los problemas de sonido del jueves eran historia y la puesta en escena de Martin Garrix fue todo un lujo para los espectadores allí presentes. El festival seguía superando los obstáculos del día anterior y ofreciendo el espectáculo que se esperaba.

Thank you Málaga for last night! now it's time for BARCELONAAA 🇪🇸

A post shared by Martin Garrix (@martingarrix) on

Amanecía el sábado en Málaga pocas horas después de terminar Garrix su actuación, el último día de festival se presentaba caluroso, pero el calor no era capaz de vencer las ganas de buena música y de pasarlo bien. El sábado nos incorporamos al festival tras las actuaciones de Aj Proman, Barri Yin, Sergio Contreras y las sesiones en solitario de Juanjo Vergara y Luis Roca. Llegamos justos a una de las sesiones que más ganas teníamos de oír, la del maestro Kryder. Decir que no fue una buena sesión no sería justo ni sería la verdad, pero si que es cierto que esperábamos al Kryder salao y bailongo que acostumbra a ser.

El británico llegó, nos brindó una hora y cuarto de calidad, y se fue sin apenas interactuar con un público que tenía ganas de jaleo. Había que levantar a la gente de alguna forma y apareció daddy, más bien conocido como Borgore. Una sesión que reventó la playa de Los Álamos e hizo enloquecer al público. Estilos como el dubstep, big room, trap y el bass house tuvieron cabida en la que fue otra de las mejores sesiones del fin de semana. Continuando con esta línea ascendente llegaron las australianas Nervo, con un set parecido al de Borgore, pero más orientado hacia estilos más comerciales, como el bass house, big room, trap y donde también pudimos oír algo de progressive.

🙏🏼

A post shared by Asaf Borgore (@borgore) on

Llegaba el final de la noche y del propio festival. Había muchas ganas de ver a esos suecos a los que tanto aprecio tenemos. Las luces se apagaban, iluminadas desde atrás, aparecían las siluetas de Axwell e Ingrosso al ritmo de su “How Do You Feel Right Now”. Pese a que los primeros compases de la sesión no convencieron mucho, llegó un punto en que todo se volvió sueco, por decirlo de alguna forma. Comenzaron a sonar los temas más emblemáticos del dúo, así como los de Axwell e Ingrosso en solitario. Tanto el público como el mismo escenario se rindieron a la puesta en escena de los suecos, temas como el “Sun Is Shining” dieron lugar a momentazos para recordar, todas las luces apagadas y, sobre el escenario, comenzaba a salir el sol, para luego explotar en una bomba de luz, color y euforia. La segunda parte de este mágico tema se tradujo en uno de los mayores sitdown’s de la historia del festival con el escenario iluminado con los colores de la bandera de España, poniendo el que parecía el punto y final del festival.

Sun Is Shining, por Axwell Λ Ingrosso en Los Alamos Beach Festival

Posted by Loud Cave on Freitag, 21. Juli 2017

El público estaba tan eufórico después de la actuación de los suecos que, al igual que el año pasado, alguien tenía que continuar con la fiesta, y esos fueron, por segunda vez en esta edición, Luis Roca y Juanjo Vergara en formato B2B. Esto no fue todo, y es que hay un dúo muy querido por los malagueños que no había pasado por el festival en esta edición, algunos ya sabréis a quien nos referimos, Les Castizos. No podían faltar, Fali y Víctor salían a escena, con más de 30.000 personas delante con muchas ganas de bailar. No entramos en el debate de que sean mejores o peores Dj’s, pero siempre que se suben a un escenario ofrecen un gran espectáculo, cargado de energía, buena música y mucha interacción con el público, que al fin al cabo de eso se trata.

Tras Les Castizos terminaba la tercera edición de Los Álamos Beach Festival. Hemos disfrutado como niños pequeños esta edición, con un gran cartel, y en un lugar envidiable. Es cierto que hay aspectos que mejorar, principalmente el acondicionamiento del recinto, pero el festival no para de crecer y estamos seguros de que volveremos el año que viene, ¡a seguir trabajando!