Tiempo de lectura: 13 min

El festival belga celebró con éxito y una gran cantidad de asistentes su primera edición al aire libre, en el año de su 10º aniversario.

Este ha sido sin duda el año de Rampage. El evento de dubstep y drum & bass más conocido de Europa celebró una espectacular edición en marzo, concretamente la décima, y nosotros tuvimos la suerte de poder estar en ella. Como ya la mayoría sabréis, la cosa no quedó ahí para el festival belga, que decidió anunciar su primera edición veraniega en Lommel.

CRÓNICA RAMPAGE DÉCIMO ANIVERSARIO

Estaba claro que nosotros no podíamos faltar allí y es por ello que hemos estado presentes para contaros cada detalle. Primeramente hablaremos de la organización y el recinto y, seguidamente, de las actuaciones, como solemos hacer. Lo primero a destacar son las múltiples formas que los asistentes teníamos para llegar al recinto, con buses desde distintas zonas de Bélgica, incluso desde el aeropuerto de Eindhoven. Algo lógico por otro lado si tenemos en cuenta la lejanía de la ubicación del festival.

En cuanto al recinto, el camping y la zona de escenarios se encontraba muy cerca entre sí, lo que añadía un plus de comodidad. Además, esto no perturbaba el descanso de los asistentes ya que las actuaciones acababan a las 3.00 am y prácticamente nadie se retiraba a descansar antes de esa hora.

El camping por su parte contaba con una amplia zona para la colocación de las tiendas, y una zona de glamping que en nuestro caso, fue donde nos alojamos. Estas tiendas puestas por el festival y la empresa ‘FestiTent’ cumplieron con creces su función a pesar de que las fuertes lluvias intentaran impedirlo por todos los medios. Una de las grandes atracciones del camping era la piscina, con su correspondiente mini escenario en forma de coche de Red Bull, en el que distintos artistas locales pinchaban durante el día. Además, también contaba con distintos puestos de comida, bebida, recarga de móviles e incluso tienda de aparejos de camping.

Pasando ahora a la zona de escenarios, debemos decir que también contaba con puntos de reciclaje y puestos de bebida y comida. El Fury Stage y el Frenzy Stage eran los dos escenarios principales, este primero contaba con un mayor despliegue de luces y láseres, pero el Frenzy tenía mayor capacidad. Tanto estos dos como el tercero, el Farout Stage -de dimensiones mucho menores-, eran carpas, es decir escenarios cubiertos. Quizá esto le quite algo de sentido al ‘Open Air’, pero viendo las condiciones meteorológicas fue todo un acierto por parte del festival.

Toca analizar lo más importante de un festival; las actuaciones en sí. Lógicamente al ser 3 escenarios no pudimos disfrutar de todos los artistas, por lo que aquí tenéis los shows que pudimos presenciar en esta primera edición de Rampage Open Air. Tratamos de disfrutar de las actuaciones más destacadas o esperadas del festival, de cara a extrapolar con nuestra crónica los sets con más calidad del festival.

VIERNES 26

Comenzamos el viernes con Urbandawn b2b Unglued, una sesión que fue de menos a más. Primer contacto con un festival en el que se intuía los grandes momentos que se vivirían a lo largo de las próximas horas. Con un cierre de diez a manos de la versión de Urbandawn al mítico “Come Together”, el Fury Stage estaba listo para recibir uno de los shows más esperados del día.

Tuvimos tiempo de pasarnos también por el show de Point.Blank b2b P0gman, que coincidía con el anterior comentado. En este pudimos apreciar que el dubstep de estos dos artistas -pero sobre todo el de Point.Blank- tiene un potencial en directo increíble. La gente enloqueció y no pudo ser mejor sesión para abrir el dubstep en el primer día.

Distress Signal no decepcionaron, aunque sí es cierto que quizás el horario no les acompañó. Un show un par de horas más tarde hubiera sido ideal, pero de igual forma Kanine, K-Motionz y Simula junto al MC IC3 demostraron por qué su espectáculo está tan valorado en la escena actual de la bass music. Su set no se pareció al del Rampage de marzo, por lo que pudimos disfrutar al máximo durante una hora de sesión. Las ID’s de estos chicos marcaron la diferencia. Sólo nos queda esperar a que comiencen a llegar los nuevos releases de Distress Signal.

10 de la noche, irrumpían el stage A.M.C y Turno. Con un Fury Stage abarrotado, disfrutamos de una hora de jump up en la que no faltaron temas como el “Asylum” de Turno o el remix de A.M.C a “Tap Ho”. Además pudimos disfrutar de algunas IDs del próximo LP de de A.M.C, “Energy”, algo que enriqueció la sesión enormemente. Se notó y mucho que el público tenia muchas ganas de disfrutar de uno de los dúos con más impacto en el drum n bass actual.

Pisábamos por primera vez el Farout Stage para ver a Technimatic; Komatic en representación del dúo nos brindó un set que fue más cañero de lo que nos esperábamos. Sin renunciar a las vocales y a los sonidos melódicos, pudimos disfrutar de un show que mezcló drum n bass genérico con liquid. Pese a no ser un escenario muy grande, el ambiente era inmejorable, estando la carpa llena por completo. ¡Su show no pasó desapercibido!

Por otro lado, Subscape b2b Emalkay nos aseguraba ese dubstep al estilo old school que tanto nos gusta. Ambos veteranos en esto del bass y totalmente compenetrados, nos brindaron un set que no nos dejó indiferentes. El Frenzy Stage respondió al show como debía en este gran b2b.

00:00 en el Frenzy Stage. La de SVDDEN DEATH fue también una actuación para el recuerdo. Es uno de esos artistas que pocas veces podemos ver en Europa, y lo dio todo frente al público de Rampage. Con su peculiar estilo y temas como “Behemoth VIP” o su recién estrenado “Modern Sorcery”, destrozó el cuello de los asistentes al final de la noche.

Para terminar el día, disfrutamos tanto de Virtual Riot en el Frenzy Stage como de Spor en el Fury Stage. Con respecto al primero, es un auténtico placer poder vivir una de las sesiones del alemán. Uno de los djs que más se entrega con el público; se nota que le encanta lo que hace y que pone mucha pasión en ello. Dubstep en estado puro en un set que combinó temas de antiguos eps con otros más actuales; en definitiva, una mezcla perfecta.

Siguiendo con Spor, el legendario Jonathan Gooch demostró por qué su actuación era tan esperada. Segunda sesión que ha realizado el británico en lo que va de año, tras estar alejado de los shows desde 2016. Pudimos disfrutar, entre otros, de su conocido remix a “Nasty”, de The Prodigy. En definitiva, un cierre de Fury Stage en el que el público lo dió todo, con un segundo día por delante que no dejaría mal sabor de boca a ningún rampage soldier.

SÁBADO 27

Segundo y último día de Rampage Open Air. Dejamos atrás las altas temperaturas para sumergirnos en un tiempo dominado por la tormenta y las lluvias, algo que en ningún momento paralizó el desarrollo del festival.

4 de la tarde, y tras Bare Up y Mollie Collins, era el turno de Franky Nuts b2b NCT. Una sesión que nos sorprendió positivamente, ya que pese a ser al comienzo del día, realizaron un show muy cañero en el que el público, que iba poco a poco llenando el Fury Stage, se entregó tanto como el set merecía.

Tras ellos, era el turno de Koven, representado por Katie. Con una de las actuaciones más esperadas de todo el festival, disfrutamos de una sesión a la que no le ponemos ninguna nota negativa. El hecho de que a la vez que realice la sesión cante las vocales de sus propias canciones hace que el público disfrute de un show muy completo, en el que disfrutamos de temazos como “Never Have I Felt This”, el reciente “Love Wins Again” o “Worth The Lie”. No podemos tener más ganas de que llegue septiembre para disfrutar de su actuación en la próxima Dub Elements & Friends.

Por otro lado, Oliverse b2b Chime ponían patas arriba el Frenzy Stage. Aunque quizás no fue muy acertado que coincidiera con Koven, este b2b demostró que los sonidos melódicos también tenían su sitio en el Open Air. Oliverse por su parte puso varios temas de su último EP, “Outerworld”, y Chime no iba a ser menos. El británico ha lanzado un EP hace días, y como no podía ser menos pudimos disfrutar de canciones como “Potions”, presentes en el mismo. En definitiva, una sesión que combinó nuevos lanzamientos con temas antiguos en una mezcla magnífica.

Hybrid Minds b2b Etherwood nos ofrecieron una de las mejores sesiones de liquid de todo el festival. Una hora en la que los sonidos melódicos y las suaves percusiones reinaron en el Fury Stage. Uno de los momentos más emotivos del festival lo vivimos cuando sonó el remix de Hyrbid Minds a “Just You And I” de Tom Walker. Pese a que el encargado de representar a Hybrid Minds del dúo llegó media hora tarde, Etherwood consiguió que el show no se viera mermado en ningún momento, algo digno de admirar.

Tras ellos, en el Fury Stage era el turno de Pegboard Nerds, otra de las actuaciones con toque oldshool. Vivimos un show a gusto de todos, con una sesión que pese a ser mayoritariamente de dubstep, pudimos disfrutar de otros géneros como drum n bass o incluso hardstyle. Como no podía ser de otra forma, sonaron temas antiguos de la época dorada de Pegboard Nerds, que sin duda enriquecieron enormemente el show. Como anécdota, Alexander Odden -uno de los dos miembros del dúo- portaba una camiseta de Bullshit, nuestro querido club de Bilbao. ¡Se ve que los chicos disfrutaron de su set en España hace ya algunos años!

A la misma hora, Murdock daba lo mejor de si en el Frenzy Stage. El creador de Rampage brindó un show que cumplió todas las expectativas. Con un escenario casi lleno, se notó mucho el cariño del público al deejay; una hora en la que no se paró ni un sólo minuto. No pudo faltar el himno del décimo aniversario, “Rampage Soldiers“, así como la vocal de “Can’t Keep Me Down” o su último tema, “Holding On”.

9 de la noche y llegaba el turno de Metrik en el Fury Stage. Pudimos disfrutar de un set del que, aunque no se esperaba mucho, nos sorprendió positivamente. Drum n bass más bien genérico, con el que se vivió un momentazo de la mano del “Desire” de Sub Focus y Dimension. El público, casi a acapella, cantó la vocal de uno de los temas más sonados en los últimos meses. En definitiva, una gran actuación.

Por otro lado, en el Frenzy Stage, nos esperaba un gran b2b. El set de Midnight Tyrannosaurus b2b Figure ya era a priori una de las grandes apuestas a mejor set de dubstep del festival, y nuestras suposiciones se cumplieron. Ambos con un dubstep destructivo y potente nos regalaron una increíble sesión con el Frenzy Stage abarrotado. Sin duda los mayores momentos de locura se vivieron con “Planet Purge” de Midnight y “Nothing On Bioland” de Nexu5.

Siguiendo con el Fury Stage, entró en escena Flux Pavilion. El británico destacó por realizar un set completamente diferente a todo lo que habíamos escuchado previamente. Dubstep, drum n bass y hasta future bass en una hora que se nos hizo corta. El público enloqueció con “I Cant Stop”, pieza que pudimos disfrutar tanto la versión original al principio del set como el tributo de Ekali al final. Os podéis hacer una idea de la variedad del tracklist si os contamos que puso nada más y nada menos que el remix a “HyperParadise” de Flume, una auténtica joya. Una prueba más de la personalidad tan definida que tiene este gran artista.

Tras este, llegaron The Prototypes, que como siempre, no defraudaron. Con un set de drum n bass genérico y un Fury Stage casi lleno, se notaba que el público tenía ganas de que llegara la siguiente actuación.

00:00, turno de Dirtyphonics LIIVE. No podemos negar que para lo que esperábamos, este show nos decepcionó notablemente. Con un Fury Stage en el que no cabía ni un alfiler, vivimos una sesión monótona de dubstep en la que lo más positivo fueron las espectaculares visuales, a la altura del show de Excision, por ejemplo. Para ser un set exclusivo, ni vivimos un set especial ni en ningún momento hubo ningún ápice de música en directo. Uno de los escasos momentos que nos dejaron con mal sabor de boca en la primera edición de Rampage Open Air.

Una de la madrugada y segunda actuación de Jonathan Gooch en el festival, esta vez como Feed Me. Durante algo más de media hora tuvimos techno en el Rampage Open Air. Probablemente uno de los géneros que menos esperábamos escuchar en el festival, si bien es cierto que a este artista le encanta realizar este tipo de sets progresivos. Poco a poco fue llegando el electro, para terminar a ritmo de dubstep.

Llegó el cierre de festival, y el Farout Stage estaba completamente lleno. Llovía en el exterior pero dentro de la carpa el ambiente era increíble. Con un b2b entre Upgrade y Danger -sustituyendo este útlimo a DJ Limited-, tuvimos una última hora cargada de jump up. Como no podía ser menos, sonó el “Come Back Home” de Used, una de las canciones más sonadas de todo el festival. ¡Un gran cierre sin duda alguna!

Aquí termina el análisis de nuestra primera edición de Rampage Open Air. Rampage es un festival que hace las cosas muy bien, y eso es algo que se agradece enormemente. Volveremos, estamos seguros de ello. ¡Nos vemos en la próxima edición, rampage soldiers! 13 y 14 de marzo de 2020, en el Sportpaleis de Amberes, como siempre. ¡Tickets a la venta a partir del 30 de septiembre!