Tiempo de lectura: 4 min

Un año después, el dúo, dueño del sello Disciple, recopila a varios grandes artistas del sello para remezclar su primer álbum con un buen toque de humor.

Desde el momento en el que se anunció el lanzamiento de este álbum vimos el toque de humor con el que está enfocado; Disciple subió un vídeo a sus redes en el que Dodge está pinchando un remix de hardstyle a “Big Riddim Mariachi” con una sala completamente vacía, por lo que llama a su agente cabreado comentándole que esos nuevos remixes están siendo un desastre mandándole una pullita al hardstyle desde el humor; “ya nadie escucha puto hardstyle en 2019”. Finalmente le pide nuevos remixes para hacer “The Greatest Remix Album Of All Time”.

Os recomendamos ver esta serie de vídeos ya que en otro realizan un “casting” a los artistas que aparecen en el álbum y en otro Dodge le envía a Fuski unas camisetas para celebrar el lanzamiento del álbum en el que sale en grande el nombre de Dodge y su imagen, mientras que el nombre de Fuski aparece en letra pequeña. Una forma bastante original y divertida de promocionar el álbum.

Ahora vayamos directamente a la música. Tenemos un total de 13 remixes a los que precede una intro al estilo de la que escuchamos en el álbum original, con la colaboración de un tal “Samual L Jackson”; un personaje ficticio creado a raíz de las vocales del actor, como fue “Morgan Freemon” en la intro anterior. Como veis, los pequeños gags de humor siempre están presentes en la música del dúo.

En cuanto a los remixes más destacados os hablamos primeramente del de Gentlemens Club a “Back With A Vengeance”. Este grupo llevaba un tiempo en el que en nuestra opinión sus producciones no estaban siendo de la mejor calidad, pero con este remix se redimen y nos traen su sonido pero de forma mucho más dinámica y renovada.

El remix de Nasko a “Turnidup” transforma el drum & bass del tema original en dubstep pero sin algo muy relevante a destacar. El de Chime a “Mistakes” nos trae un dubstep más inclinado a la parte melódica, algo normal teniendo en cuenta el productor. Nada mal esta remezcla. Adair es otro de esos artistas que llevaba un tiempo “desaparecido” de la escena y con su remix a “Little Bip” se reivindica; un tema con mucha fuerza en los drops y de nuevo un estilo renovado.

Oliverse, como ya nos tiene acostumbrados, nos trae su estilo de dubstep old school en su remezcla a “Dog Eat Dog” aunque, personalmente, no creemos que esté a la altura de otros de sus temas. Con el remix de “Silence Is Golden” por parte de Barely Alive volvemos a encontrarnos ese humor que caracteriza al álbum; ¿Por qué? Dejamos que lo descubráis por vuestra cuenta

También nos encontramos en este álbum a Samplifire, habitual de NSD pero que ha participado con su remix a “Exposure” en este sello. En su remezcla escuchamos un buen dubstep como es habitual por su parte, aunque sí es cierto que hemos visto mejores producciones suyas en 2019. El de MADGRRL a “Massacre” quizá sea uno de los que menos nos gusten en el álbum, pero teniendo en cuenta que es la primera vez en Disciple de esta productora está claro que tiene mucho margen de mejora. Del mismo tipo es el remix de Lektrique a “Normalitea”; no somos muy partidarios de este tipo de drops al estilo psy trance mezclados con dubstep.

El riddim se hace notar con los remixes de Al Ross & 5ohman e INFEKT a “Hungry Hippos” y “Streets of Rage” respectivamente. Quizá algo genéricos. Por último tenemos un remix bastante inusual, el de Aweminus -productor habitual de riddim- a “Take Me Over”, ya que se trata de drum & bass. En él encontramos sus sonidos “alienígenas” hechos DnB aunque quizá este género no sea su mejor baza.

¿Qué os ha parecido a vosotros este álbum de remixes cavernícolas? Lo que es seguro es que la palabra perfecta que lo define es: divertido.