Tiempo de lectura: 6 min

Un impresionante cartel y unas actuaciones hacen del tercer aniversario de Dub Elements & Friends una auténtica fiesta del DnB.

Dub Elements & Friends es un festival al que no podemos faltar. Con sus dos ediciones anuales -al menos hasta el momento- están demostrando que en lo que a drum n bass respecta, nadie se les acerca. Este reconocido dúo nacional consigue festival tras festival traer artistas internacionales de gran nivel, y eso es algo que le tenemos que agradecer eternamente. El tercer aniversario nos encantó, y a continuación os contaremos el por qué.

La noche del viernes vino fuerte con varios artistas de gran nivel internacional pero no por ello nos olvidamos de los nuestros. Montesco abría la lata con un set de deep-roller drum & bass, un calentamiento perfecto para empezar la noche. Un set progresivo con un final brutal que hizo al público enloquecer con un track de Current Value.

Le sigue uno de los artistas más en forma del neurofunk, el italiano Merikan. Pese a ser a la 1 de la madrugada lo dio todo; un set de pura energía con ganas de arrasar la sala. Drop tras drop sin hacer descansos, una auténtica locura. Tracks de artistas como Gydra y The Clamps sonaron en su set incluyendo sus mejores temas y además gozamos de un final apoteósico para una de las mejores sesiones del viernes.

El segundo artista internacional de la noche fue Alix Perez. Segunda vez que participa en este evento aunque se estrenó en el Open Air. Dio una clase de mezcla, puro señorío. El deep volvía a la sala con un toque magistral y una calidad incalculable. Una sesión bastante enérgica con matices oscuros como si de neurofunk se tratase.

Por segunda edición consecutiva y con un álbum de remixes recién estrenado el austriaco Mefjus actuaba en Dub Elements & Friends junto a Maksim MC. Como era de esperar “Manifest Remixed” tuvo mucha presencia en el set, en el que sonaron remixes como el de Signal a “Together”, el de Culprate a “Ringshifter” o el VIP a “Manifest”. En este set vivimos algunos de los momentos más álgidos de la noche como el mosh pit que se formó en la sala cuando sonó uno de sus temas estrella, “The Sirens”, y en definitiva se convirtió en una de las mejores sesiones del festival.

4 de la mañana y entraba en escena uno de los artistas más esperados por el público. Fox Stevenson era el encargado de hacernos disfrutar durante los próximos 60 minutos, y así fue. Si bien es cierto que si valoramos la sesión en lo que a la técnica respecta, no fue ni de lejos el mejor set del festival. Cambios un tanto extraños, mezclas que nos dejaron un tanto inquietos. Eso sí, pudimos disfrutar de sus temas más emblemáticos, así como de nueva música. Preparaos porque Fox tiene un remix de bass house a “Bruises” que os prometemos os encantará. 

El último artista internacional que pasó por la cabina de la B3 el viernes fue Hedex, que comenzó su set de jump up con mucha energía y auténticos temazos pero que en nuestra opinión fue decayendo progresivamente. Aún así la mayoría del público disfrutó de la actuación del inglés de principio a fin a pesar de las altas horas de la madrugada. Finalmente sería el andaluz Oto el encargado de cerrar el primer día de festival. 

Segundo día de festival. Tras el gran comienzo, el siguiente día tenía que poner el broche de oro al tercer aniversario de Dub Elements & Friends. 3 actuaciones de artistas nacionales y 4 de internacionales se encargarían de poner la Sala B3 patas arriba. ¡Y así fue!

Los nacionales Sazer y Save The Rave sirvieron de warm up para las actuaciones de los más esperados de la noche. Hybrid Minds, Delta Heavy, Muzzy, Emperor, y los anfitriones; Dub Elements.

La sesión de Hybrid Minds fue sin duda alguna de las más destacables de todo el festival. Una muestra de que el público también quiere actuaciones de este estilo; no todo se resume en sonidos agudos y drops que hagan temblar la sala. Entre suaves melodías y preciosas vocales, pudimos disfrutar de una sesión de una hora que tardaremos bastante tiempo en poder olvidar. 

Llegó el turno de Delta Heavy, en el que sólo uno de los dos artistas del dúo actuó. Hora y media de sesión en la que no pudimos parar ni un sólo minuto. Con su álbum llamado “Only In Dreams” a punto de estrenarse, Delta Heavy repartió buenas dosis del mismo, como por ejemplo el primer tema del set con el que volvió loca a toda la sala. A lo largo de la sesión pudimos seguir escuchando distintas ID’s del nuevo álbum y ésta fue intercalando en múltiples ocasiones entre el drum & bass y el dubstep, algo que caracteriza al dúo en sus producciones también. Además, os recomendamos estar atentos a la cueva si os gusta este dúo…

El señor del sombrero estaba listo para hacer las delicias de los allí presentes. Muzzy era uno de los artistas más esperados tanto del sábado como del festival en general, y no decepcionó. Pudimos escuchar desde sus temas más emblemáticos como “Crescendo” hasta otras producciones más recientes, tales como “Horsepower”. En definitiva, el set de Muzzy se encuentra entre los más destacables del festival, con una sesión digna de destacar. ¡Potencia y garra musical en una hora inolvidable! 

Emperor parece ser uno de los favoritos por los asistentes. Tercera vez que viene a Sevilla gracias a Dub Elements y sigue triunfando. La sala al completo y más que preparada para bailar al ritmo de neurofunk. Con un estilo bastante sereno, el cual suele estar presente en sus sesiones, creó una atmósfera donde se respiraba buen ambiente. Temas de su último EP como “Legion” o track antiguos como “I Was” sonaron en su sesión haciendo que el público enloqueciera.

Cerraron esta gran edición los anfitriones, Dub Elements. Nos sorprendió particularmente la atención cómo pese a ser la última actuación del día y teniendo en cuenta la hora, el público lo dio todo ante el dúo. Uno de los momentos más especiales se vivió cuando sonó “POW”, el mítico track de estos chicos. Además pudimos disfrutar del legendario “Out Of Space” de The Prodigy. Vivimos una mezcla de sentimientos entre añoranza y tristeza, tras la reciente muerte de Keith Flint, el vocalista de The Prodigy. Pudimos vivir varios homenajes a lo largo del fin de semana, y eso es algo que debemos agradecer. 

Aquí acaba nuestro particular análisis de la última edición de este festival, en el que hay que decir que nos sentimos ya como en casa. Destacar la organización, a la que no podemos reprocharle nada. Gran seguridad -más pronunciada el sábado que el domingo-, genial ambiente en el público y sobre todo unas actuaciones que dejaron poco o nada que mejorar. ¡Nos veremos pronto!