Linkin Park, ¿os echamos de menos?

Tiempo de lectura: 2 minutos.
Guardar artículo

Un mes después de la publicación de su último disco, desde la cueva queremos hablar sobre el cambio que ha sufrido la banda desde sus inicios.

Linkin Park, esa banda que tanto ha cambiado desde sus inicios, allá por 1996, nos presentaba el pasado 19 de mayo su nuevo álbum One More Light. Una banda de lo más versátil de la que hemos podido escuchar distintos registros musicales, entre ellos algunos relacionados con la electrónica.

Con dos premios Grammy, 6 álbumes y alrededor de 70 millones de discos vendidos a sus espaldas, la banda estadounidense comenzaba el 2017 con noticias de que tenían mucho material nuevo listo y el mismo Mike Shinoda (vocalista y guitarrista de la banda) decía: “Tienen que esperar lo inesperado”.

Su séptimo álbum salía a la luz, como hemos dicho antes, a mediados de este 2017, confirmando las palabras de Mike y suponiendo la culminación del cambio que ha sufrido la banda -musicalmente hablando- desde sus inicios. Desde el nu metal hasta el rock alternativo, pasando por el metal o el hip hop . Sin duda un cambio que ha disgustado a muchos, y que otros -entre los que me incluyo- hemos entendido como un cambio necesario, adaptarse o morir.

Bien es cierto que la esencia de la banda se ha mantenido intacta, pero también es cierto que esos sonidos agresivos de sus primeros álbumes han desaparecido casi al completo. Temas como “Numb” o “In The End” enamoraron a gran parte de los fans en su día, pero hay algo que está claro, eso son tiempos pasados y Linkin Park ha evolucionado para no mirar atrás, o al menos eso parece…

Personalmente, soy uno de esos fans que se enamoró de la banda en sus inicios, pero ese amor que tengo a esta banda nunca ha decaído, pese a los cambios, sus trabajos recientes -con recientes me refiero a varios años atrás- son de un corte más tranquilo y sosegado que tampoco viene mal, al fin y al cabo en la vida tiene que haber música para cada uno de los momentos, y al igual que en ocasiones se necesita una buena dosis de caña, también hay momentos de calma y reflexión que, acompañados de buena música, son infinitamente mejores.

A continuación os dejo mi tema favorito de esta banda a la que tanto tengo que agradecer por haberme acompañado a lo largo de mi vida con su música.

Total
0
Shares
Prev
Loud Cave Selection #40

Loud Cave Selection #40

Tiempo de lectura: 8 minutos

Next
La agenda festivalera de Loud Cave: verano 2017

La agenda festivalera de Loud Cave: verano 2017

Tiempo de lectura: 3 minutos

You May Also Like