Tiempo de lectura: 4 min

WEDJ’S concluye su décimo aniversario con la actuación de tres djs holandeses que pusieron del revés la playa de la ciudad condal

Este pasado viernes teníamos una cita indispensable en la playa de la Barceloneta para ver al DJ número uno de la lista Top 100 de DJ Mag. Sin duda, nos esperaba una noche prometedora en la cual, a parte del protagonista principal, aparecían dos nombres en segundo plano que podrían ser tranquilamente cabezas de cartel en cualquier otra fiesta. Bien es cierto que el nombre de Garrix eclipsaba tanto a Sophie Francis como a Justin Mylo, pero estamos hablando de unos jóvenes dj con una trayectoria muy bien encarrilada. La primera ha estado sacando música desde Dirty Dutch Records hasta la reconocida Spinnin’ Records, pasando incluso por el sello de Dimitri Vegas & Like Mike, Smash The House. El segundo es, a parte de un muy buen amigo de Garrix, es pieza fundamental de STMPD RCRDS y Revealed Recordings, por ser un productor con un sonido muy técnico, además de haber pinchado en fiestas de ambos sellos y festivales holandeses.

Llegamos justo a tiempo para ver a Sophie Francis con su energía habitual, poniendo toda la carne en el asador a base de energía, que consiguió transmitir al público a la perfección, mientras la sala empezaba a llenarse. Era nuestra primera vez viendo a esta joven holandesa en acción y la verdad es que disfrutamos de lo lindo. future house, big room, electro y Melbourne bounce, todo en el mismo set, haciendo una mezcla muy limpia a base de temas con mucho punch. No faltaron los temas más punteros del momento en forma de mashup, como son “Piece Of Your Heart” de Meduza y “Bad Guy” de Billie Eilish.

Justin Mylo empezaba casi sin presentaciones con el remix de BROHUG a “KNAS“, y a partir de ahí encarrilaba el set hacia su sonido característico, que vendría siendo un híbrido entre big room y future bounce, del cual no salió en ningún momento. Nos trajo un set técnico y contundente al estilo de sus tracks, casi sin despegar la cabeza de las CDJ’s excepto en ocasiones puntuales. Entre sus temas pudimos apreciar “Bouncybob“; su colaboración con Garrix, y su nuevo tema con Reggio, “More Of Your Love“. Tampoco faltó su “Rave Alert“, tema que sacó por Revealed junto a SWACQ, de quien también puso “No Strings Attached“. El público estaba entregadísimo pero la pista de baile era una olla a presión, en la cual nos hallábamos mientras tratábamos de bailar pese a los empujones de la gente.

La gente pedía a gritos a Martin Garrix, quien aparecía en la cabina a las tres de la madrugada con un “Tremor” que puso patas arriba la pista de baile. El público se empezó a animar más y más mientras el #1 de la DJ Mag tiraba de repertorio. De hecho, el propio Martin tuvo que pararle los pies a sus fans en un par de ocasiones, ya que todo el mundo quería estar en primera fila y los empujones no cesaban. Tampoco faltó el detalle a Avicii, algo muy común en la escena mainstream actual, con la vocal de “Waiting For Love“, coreada por toda la sala al unísono. No faltaron temas como “Summer Days“, “Scared To Be Lonely” y, cómo no, la más que conocida “Animals“, que hizo saltar a todo el público.

Uno de los mashups más aclamados de la noche fue el de “BYTE” con la vocal de “Dreamer” de Axwell e Ingrosso, el cual cantó toda la sala, seguida de “Virus” y “Forbidden Voices“, de las más conocidas del holandés.

Antes de acabar el set no podían faltar sus temas más punteros actuales, como son “Mistaken“, “High On Life” y “Home“. La pista se había vaciado un poco y pudimos disfrutar cantando y bailando sin molestar a nadie. Después de casi dos horas, Garrix puso el cierre con “These Are The Times“, despidiéndose de sus fans de Barcelona .

Lo único malo de nuestra aventura en Opium fue que justo al empezar la actuación de Martin Garrix, nuestra cámara empezó a fallar y tuvimos que tirar de móvil para plasmar los mejores momentos del set estelar de la noche, con lo cual las fotos no salieron lo suficientemente bien. Aun así, nada que objetar a una divertidísima noche con tres djs de lo más punteros que supieron dar lo mejor de sí mismos para sus fans de Barcelona, y sobre todo para marcar un cierre espectacular del festival WEDJ’S que Opium nos propone cada verano.