Tiempo de lectura: 5 min

Los artistas son cada vez más honestos en temas de salud mental en sus canciones, pero esto es un arma de doble filo. En este artículo de opinión lo debatimos y explicamos cómo creemos que deberían entenderse

Al igual que el año pasado celebramos en octubre el día mundial de la salud mental con una entrada muy especial, este 2019 queremos seguir con la iniciativa  aprovechando que hoy es el día mundial de la prevención del suicidio para arrojar un poco de luz sobre el tema enfocándolo, obviamente, a los propios artistas y su impacto entre sus oyentes. En este caso, lo que pretendemos es aportar algo de discusión sobre el hecho de que algunos de estos cantantes estén empezando a aprovechar el buen momento que vivimos de expresión artística y social, cada vez más abierto, para transmitir cualquier experiencia personal a través de sus canciones, lo que en algunos casos incluye contar sus propios intentos de quitarse la vida.

Como mencionamos el año pasado, podemos sentirnos afortunados de estar viviendo lo que nosotros consideramos una etapa de cambios en cuanto a muchos temas que tradicionalmente han estado estigmatizados, siendo uno de ellos las enfermedades mentales. El tabú se está rompiendo, y cada vez más gente, artistas o no, se abren con sus familiares y amigos en busca de comprensión y ayuda, y es por esto por lo que el respeto y la empatía son dos actitudes fundamentales a adquirir cuando se nos presentan estos casos. Este año por no irnos más lejos, Billie Eilish o Clairo son algunas de las personas que han relatado en sus discos experiencias cercanas al suicidio en sus respectivos LPs.

¿Qué es lo que está ocurriendo para que todo esto sea tema de debate? Mucha gente está agradeciendo la transparencia, si, pero por el otro lado, existe una corriente ascendente de pensamiento contraria que alega que hablar abiertamente de quitarse la vida puede incitar a otras personas a hacerlo. Esto no es novedad, ya que de una manera paralela muchas de las películas o series que muestran el consumo de drogas están siendo criticadas por romantizarlas y promover su uso, en vez de por lo que pretenden, que es ofrecer una visualización más explícita de sus efectos para educar.

En el caso de los intentos autolíticos, es verdad que existe documentación de que por cada suicidio, una media de 6 personas de su alrededor acaban intensamente impactadas por él, o muchos casos de institutos en los que una vez alguien se quita la vida, la probabilidad de que en el mismo centro vuelva a ocurrir esto son mayores. Sabiéndolo, los institutos prohíben a los adolescentes hablar de lo ocurrido entre sus compañeros, al igual que entre adultos se convierte en un tema complicado de tratar también. 

Estas medidas o comportamientos son, de la misma manera, dañinos para estas personas que se pueden encontrar en un momento crítico de decisión. Por mucho que algunos piensen que los artistas puedan promover estos actos, se equivocan negándose a verlo por el otro lado. ¿Y si en vez de todo esto se utilizaran los momentos de confesión de los artistas para comenzar un diálogo? ¿Y si la gente se dejase contagiar por la sinceridad de sus héroes para sentirse más comprendidos y que les sirviera de aliciente para hablar de sus emociones más oscuras y reprimidas hasta ahora guardadas bajo llave?

Efectivamente, y de acuerdo con expertos en psiquiatría, el hecho de mostrar todo de una manera más cruda y transparente debería utilizarse de trampolín para “romper el hielo” y hablar de una manera más cómoda de estos temas al igual que los cantantes, que consideraremos que han sido los que han iniciado la conversación con un acto de valentía, porque hace falta mucha de esta última para llegar a confesar cosas como esas y todas las relacionadas con la salud mental. Si a nosotros nos cuesta abrirnos con nuestros mejores amigos y gente de confianza, imaginaos hacer de eso una carta abierta al público.

Respondiendo a la pregunta con la que iniciamos este artículo: ¿Se pueden permitir los artistas hablar sobre todos los temas hoy en día en sus canciones? La respuesta, en nuestra opinión, es SI, y deberían seguir haciéndolo cada vez más. Algunos de los intentos de suicidio podrían evitarse si la represión de esas personas es liberada en un ambiente poco hostil en el que se sientan cómodos y dispuestos a ser auxiliados, y el hecho de escuchar a sus cantantes favoritos hacerlo en primera instancia es algo que puede ayudarles y mucho en el momento adecuado. Además, acercar todos estos temas a un nivel popular promueve a desestigmatizarlos poco a poco para que, en un momento utópico futuro, todos podamos hablar libremente de nuestros miedos y problemas sin miedo a ser juzgados en nuestros ambientes personales.

Para terminar, queremos recordaros que, si os encontráis en un mal momento desde el punto de vista psicológico, no dudéis en intentar a ser ayudados por un profesional. Es algo que se puede hacer incluso de manera anónima a través de teléfonos de ayuda como el que os adjuntaremos a continuación. Asimismo, si conocéis a alguien que pueda estar trastornado, intentad ayudarles no sonsacándoles algo que igual no están preparados a contar, sino haciéndoles sentir cómodos y que estáis dispuestos a escucharlos para cuando lo puedan estar.

Teléfono de la Esperanza para España: 902500002

Para consultar el resto de números, pincha en el siguiente link: https://faq.whatsapp.com/es/android/28030010/