Con 18 años recién cumplidos, Xan Griffin estrena primer álbum. 14 canciones que sitúan este “Zodiac” en uno de los mejores álbumes del año. Os contamos el por qué a continuación:

Pero… ¿Quién es Xan Griffin? Esa es una pregunta que muchos tendréis, ya que aunque dentro de su mundillo es un productor conocido, no es ni mucho menos uno de esos cabezas de serie.

Pues bien, el productor norteamericano ha logrado ser un referente musical para muchos a base de hacer remixes. Prácticamente cada mes, deambulando por el feed de Soundcloud encontrábamos remixes suyos, y no pasaban precisamente desapercibidos. Xan Griffin cuenta con un remix oficial a “Silent Skies”, el conocido tema de Seven Lions, también a “Deeper Love”, el cual salió nada más y nada menos que por Monstercat. Siendo un fijo ya en portales como MrSuicideSheep o Proximity, su talento se envuelve en torno al melodic bass, por llamarlo de alguna manera. Entenderéis esta peculiar clasificación al escuchar los temas.

A continuación analizaremos uno a uno los 14 temas que forman este álbum. ¿El motivo? La calidad de cada una de las canciones. Entre los nombres de las canciones tenemos un repaso por todos los signos del zodiaco, teniendo finalmente una canción que posee el nombre del propio álbum. De los 14 temas, ya conocíamos 12. Han sido tanto “Ophiuchus” como “Zodiac” los nuevos lanzamientos, que al reunirse con el resto de piezas sacadas previamente han desembocado en este gran álbum. ¿Listos? ¡Comenzamos!

Xan Griffin – Aries
Comenzamos con “Aries”; cerrando los ojos nos sumergimos fácilmente en el mundo oriental, el cual desde el principio nos prepara para la batalla que transmitirán ambos drops. Un tema de dubstep bastante cañero, el cual se aleja de cualquier ambiente melódico. Curioso cuanto menos que el comienzo simbolice algo bastante diferente a lo que nos transmite “Zodiac” en su totalidad. Aún así esto no es ni mucho menos algo negativo, ya que variar en cuanto a estilos musicales siempre es algo positivo. ¡Preparaos para la batalla de “Aries”!

Xan Griffin, Tedy- Taurus
Después de la tormenta siempre llega la calma, y esta pieza es una prueba de ello. Tranquilidad de la mano de la vocal de Tedy; una voz masculina que crea un ambiente musical bastante sentimental. De hecho a lo largo del tema no nos encontramos con ningún drop; simplemente la voz de Tedy acompañada por un piano y unas pocas percusiones por parte de Xan Griffin. Nos encanta encontrar canciones así en los álbumes; cosas diferentes que se alejan de lo convencional. Simplemente lo que siente el artista, plasmado en forma de música.

Xan Griffin, WILD – Gemini
“Gemini” ha sonado bastante en estos últimos meses. De hecho estuvimos al tanto de este lanzamiento desde que se publicó, llegando a incluirlo incluso en el Loud Cave Selection #36. Cómo pasa el tiempo…
Lo que comienza con un piano y la vocal femenina de WILD acaba con una explosión de sentimientos en ambos drops. La melodía es sencillamente maravillosa; un tema marcado por los ritmos marcados, presentes durante todo el tema. “Gemini” transmite mucho sentimiento, pero lentamente. Una forma bastante peculiar de llevar una pieza musical de estas características.

Xan Griffin, Emilia Ali – Cancer
Cancer comienza al mas puro estilo lofi hip-hop. Tras un inicio marcado por un piano y delicados sonidos que se van incorporando poco a poco conforme avanza la pieza, llega la angelical voz de Emilia Ali, una de las mejores vocalistas de todo el álbum. Nos sumergimos en un ambiente musical pausado, protagonizado casi al completo por Emilia Ali. En “Cancer” Xan Griffin se encarga simplemente de crear el camino sobre el que la vocalista destaca. No hay grandes cambios ni progresiones muy marcadas; el estilo es similar a lo largo de toda la pieza.

Xan Griffin, NÉONHÈART – Leo
Si en “Cancer” la vocalista tardó en aparecer en escena, con “Leo” NÉONHÈART nos deslumbra con su voz desde el comienzo. No cabe duda de que una de las partes más importantes de este tema es su build up; una previa al drop bastante profunda que nos prepara para una explosión de sonidos sin precedentes.
Esta pieza nos recuerda bastante al estilo de k?d, algo que a Xan Griffin le debe alagar y mucho, ya que el norteamericano es uno de los productores más conocidos dentro de este peculiar estilo musical. “Leo” nos transmite magia, un sentimiento muy marcado en parte gracias a los diversos steps presentes tanto en el build up como en ambos drops. ¡Nos encanta!

Xan Griffin, Darcy – Virgo
Cambiamos de registro. “Virgo” se acerca bastante más al electro pop; un tema que podría reventar charts musicales sin duda alguna. Aunque quizás ambos drops se alejen un poco de lo mainstream, la estructura del tema cumple los requisitos para ser protagonista en radios. Quizás sea una de las canciones que pasan más desapercibido del álbum, aunque como ya sabéis cavernícolas, esto es cuestión de gustos.

Xan Griffin, Koo – Libra
Unos pocos segundos de escucha nos bastan para sorprender a nuestros oídos. “Libra” comienza al más puro estilo tropical house; una melodía muy alegre acompañada de delicadas percusiones.  Esto sólo es un espejismo, ya que 1 minuto después del comienzo todo cambia. Entra en escena la vocal femenina de Koo, tras la que acompaña de unas notas de piano y casi sin darnos cuenta, aparece un drop que desprende sonidos melódicos en cada beat. Future bass en estado puro; sin duda alguna uno de los estilos musicales insignia del productor, que demuestra su dominio sobre el mismo con este “Libra”. Curioso cuanto menos que en las segundas partes de ambos drops vuelvan a aparecer los sonidos alegres del comienzo; ¡una historia musical narrada por completo!

Xan Griffin, Romi Wave – Scorpio
Toca ponerse serios. Lo que hemos analizado previamente es brutal a nivel musical, pero preparaos para lo que viene ahora…
El comienzo de “Scorpio” deja atónito a cualquiera. Poco a poco, de manera progresiva, nos introduce en el tema una melodía, la cual será la protagonista a lo largo de todo el tema. Con forme “Scorpio” avanza, a ésta se le incorporan otros sonidos secundarios, un potente bass, percusiones... Todo esto para explotar en dos drops que nos dejan boquiabiertos.
Alejaos de todo lo convencional, cerrar los ojos y disfrutar de algo sencillamente mágico. Curioso cuanto menos que la vocalista aparezca sólo en la segunda parte de la canción, pero es que siendo sinceros… No necesita acompañamiento alguno. El cierre es sencillamente brutal; susurros en forma de flautas y cánticos de guerra. Epicidad en forma de música electrónica.

Xan Griffin, Love Alexa  – Sagittarius
De nuevo, después de la tormenta llega la calma. “Sagittarius” sigue girando en torno a bonitas melodías y delicadas vocales, pero desde un punto bastante inferior en cuanto a potencia y energía. Una pieza bastante sentimental, la cual emociona fácilmente, por varios motivos:
En primer lugar, la vocal de Love Alexa es maravillosa, como nos acostumbra ya Xan Griffin. Esto viene a colación con que “Sagittarius” experimenta una progresión de inicio a final, aunque no es el tipo de tema al que estamos acostumbrados. Algo alejado de los estereotipos musicales, que proviene por completo del talento musical del productor. Pianos, sonidos secundarios que aparecen y se ocultan delicadamente entre nuestros oídos… Algo sencillamente sensacional.

Xan Griffin, WOLFE – Capricorn
La capacidad de Xan Griffin es tan grande, que de repente nos sorprende con un tema de progressive house. Probablemente era uno de los estilos musicales que menos nos esperábamos en este “Zodiac”, y vaya joya… No sabemos si esto forma parte del movimiento que se está viviendo a día de hoy en la industria sobre la vuelta del progressive house; aún así el lanzamiento se realizó el 15 de enero, lo que significa que este tema surgió mucho antes del espectáculo de SHM en Ultra Miami.
Sin duda alguna, una de las piezas más destacadas del álbum. Nadie puede dudar del talento musical de Xan Griffin; está demostrado que puede hacer lo que quiera.

Xan Griffin – Aquarius
¿Estáis listos para escuchar otro de los mejores temas de “Zodiac”? Esta pieza pasa prácticamente por encima de la mayoría de canciones que hemos escuchado en este año.
El comienzo ya lo dice todo. “Aquarius” podía ser perfectamente la banda sonora de una película. No hay comienzo más épico en todo el álbum. Sencillamente magia en forma de música; quedan fuera los estereotipos y lo mainstream. Sólo pasión y talento.
Tras una pieza de progressive house, Xan Griffin nos trae un tema de downtempo. Lo que nos transmite esta canción es prácticamente indescriptible. Cada sonido llevado al más mínimo detalle. Simplemente cerrad los ojos y sumergios en el increíble mundo musical de este gran talento. No hay calificativos que valgan.

Xan Griffin, Lilanna Wilde – Pisces
Comienzo y final dispares en este “Pisces”. De nuevo empezamos con un piano, acompañado de suaves sonidos ambientales. No tarda mucho la vocalista en entrar en escena, siendo esta la protagonista por completo. Esto cambia con forme avanza el tema, ya que tras 3 minutos de aparente pausa sin drop alguno, nos sorprenden unas potentes percusiones que nos avisan de que toda esa belleza previa irrumpirá en un enérgico drop final. Y así es; “Pisces” acaba con un drop marcado por unas destacas percusiones, acompañadas de un bass que no deja desapercibido a nadie.

Xan Griffin – Ophiuchus
La estructura de “Ophiuchus” es similar a la de “Pisces” en cuanto progresión, aunque con algunas diferencias. Aquí es Xan Griffin el protagonista por completo; no hay vocalista alguna que acompañe. Así mismo, el drop se encuentra también al final del tema, pero es un drop mucho más pausado y calmado. Nos encanta este tipo de piezas porque rompen por completo con lo que estamos acostumbrados a escuchar, y se agradecen enormemente en este tipo de álbumes tan extensos.
Una canción que podría ser perfectamente la banda sonora de una película, aunque esta de corte más sentimental.

Xan Griffin – Zodiac
Llegamos al final del álbum, y Xan Griffin parece querer transmitir cierta tristeza con un comienzo de piano que eriza nuestra piel. ¿Hasta qué punto se puede hablar con la música? Lo que nos transmite este “Zodiac” es un comienzo decaído, porque se acaba ya este conjunto de grandes obras. Pero esta tristeza se deja atrás al recordar el esfuerzo y el tiempo que le ha llevado realizar estas 14 joyas musicales. Esta claro que para él no habrá sido fácil, pero al llegar al drop nos deja claro que le ha merecido la pena. Ambos drops son sencillamente bestiales. Esta canción estará entre los mejores temas del 2018, no nos cabe ninguna duda de ello. Una pieza musical completa de principio a fin, que transmite desde tristeza a garra y energía. Genialidad en forma de música electrónica.

Poco más podemos decir. Un álbum que se resume en variedad musical, grandes vocalistas, mucho sentimiento y sobre todo talento musical. Nos quedamos con “Zodiac”, “Aquarius”, “Capricorn” y “Scorpio”. Esas son nuestras elecciones de lo mejor de estos 14 temas. Por supuesto no queremos menospreciar al resto de piezas; todas son necesarias y cada una de ellas transmite algo diferente.
Seguiremos muy de cerca la trayectoria de este productor, que nos ha demostrado que talento no le falta.
¡Disfrutad de este gran álbum cavernícolas!
Os dejamos aquí tanto el álbum mix como el álbum al completo, por si preferís disfrutar de cada pieza por solitario.