SG Lewis acierta donde más duele con su álbum “times”

El polivalente británico SG Lewis nos ha tenido en una larga espera para estrenar su debut “times”, el cual trata de glorificar los momentos que aún no podemos revivir

El dolor es algo que, compartido y en voz alta, se aprende a llevar mejor. Es una especie de liberación extrasensorial que te deshace de un peso y, de cierta manera, reconforta y te hace pensar en un futuro mejor. El dolor que muchos tenemos por no poder celebrar en las pistas de baile está ya aferrado a nuestra carne pero, por alguna razón, el hecho de que sigan llegando a nuestros oídos discos como el debut en largo “times” del todoterreno británico SG Lewis y lo podamos seguir disfrutando es algo paradójico, pues se trata de un disco que celebra la música de baile de una manera eufórica, melancólica y respetuosa. 

Según SG Lewis, “times” es una oda al momento presente, un ejercicio de exploración para escapar mentalmente a aquellos recuerdos y experiencias en los que podíamos desinhibirnos.  Y efectivamente, los distintos cortes que consiguen un efecto más aliviador que frustrante. Y aunque la mayor parte de las canciones incluidas en este LP ya se conocían (“Chemicals” tiene ya 10 meses), la sinergia que consigue el productor, cantante y multi-instrumentalista al combinarlas hace que encuentres en su conjunto un significado diferente que en el single y más centrado. 

En este disco, el británico se acerca a varios trabajos anteriores. Mientras que el estilo disco/pop/house se acerca a la producción que le dio el inglés  a Dua Lipa en “Hallucinate”, el sentimiento de la secuencia de canciones se alinea con aquella de su triple EP “Dusk-Dark-Dawn” (aunque en su opener el canadiense Rhye esté describiendo que el sol está saliendo). 


SG Lewis deja clara la temática principal de “times” en sus las primeras palabras del track de nombre casi coincidente “Time” (“There was harmony in the music / There was harmony in the behavior of the people / And we had a good time”). La reminiscencia del ambiente de discoteca que se resume en esas palabras termina por fundirse con una producción vespertina, cálida y eufórica que se mantiene en “Feed The Fire” junto a Lucky Daye, un sabroso funk guiado por cuerdas con una línea de bajos imperdible y sonidos de láseres burbujeantes. “Back To Earth” es la primera canción del tracklist no adelantada. En esta, SG Lewis nos transporta a fiestas más paradisíacas apoyándose en ritmos house arenosos, voces celebratorias de fondo y melodías tribales infecciosas. 

En su reciente y destacada “One More”, sin embargo, el productor se alía con la leyenda del disco Nile Rodgers para entregar un hit rompepistas que fusiona influencias de varias décadas. Las múltiples guitarras y los synths volátiles arrastran tus músculos a bailar mientras que el propio SG te pide cantando que por favor te quedes con él por muchas cosas que tengas que hacer. Una de las grandes amigas compositoras del inglés, Frances, colabora con él en “Heartbreak On The Dancefloor”, una canción más vibrante en la que la cantante extorsiona su voz atravesando una serie de polirritmos ochenteros. 

Parece que la armonía es el elemento más esencial de SG Lewis en la música. Lo dice al comienzo del LP, y dedica un corte entero a exacerbar su importancia en el único interludio de su disco, “Rosner’s Interlude” (narrado por este mismo hombre), el cual le sirve para trasladarnos a una serie de canciones más nocturnas y de ritmos más pesados pero igualmente bailables (And the… and the harmony, I found it to be essential in dancing / If the music lacks harmony, it doesn’t move me at all / And I don’t feel like getting up out of my chair to dance /It just… It just doesn’t).


El primero de ellos es bien conocido, pues ya lleva 10 meses fuera. En “Chemicals” usa melodías que te elevan y vocales más intimistas para lograr acercarte esa catarsis que quiere reflejar. “Impact”, por su parte, es otro que fue adelanto y se ha convertido la joya de la corona de este “times”, una megacolaboración junto al versátil Channel Tres y la reina de la melancolía pop, Robyn. En este, el rapero te guía a través de sus versos y beats electrónicos sudorosos para pasarle el testigo a la sueca en los estribillos, quien propulsa tus energías como una lanzadera camino al drop

En “All We Have”, la esencia clubbing permanece en el aire con voces la voz evanescente de la mitad de Lastlings, la gloriosa pareja de hermanos australianos que han ayudado a SG Lewis a dirigir su magia hacia otra dirección en este corte más palpitante. Finalmente, “Fall” cierra este magnífico álbum, un último exhalo transformado en una balada de producción galáctica, vibrante y creciente que te deja una cálida sensación para guardarte y aspirar con fe a un futuro mejor que tal vez no llegue, pero al que tampoco merece la pena esperar de una manera eterna.

Ya puedes escuchar a continuación “times” al completo:

Total
0
Shares
Prev
Ultra cancela su edición de 2021 en Miami

Ultra cancela su edición de 2021 en Miami

Los rumores se han convertido en una realidad

Next
Daft Punk anuncian su retirada

Daft Punk anuncian su retirada

Tras casi treinta años de proyecto, uno de los dúos insignia de la música

You May Also Like