Troye Sivan Something To Give Each Other

Troye Sivan lidia con su nueva etapa en “Something To Give Each Other”

El nuevo disco del cantante australiano explora la fiesta y la vida de soltero desde todas las perspectivas posibles

Resulta paradójico cómo un disco que ha sido bautizado como Somehting To Give Each Other haya servido a Troye Sivan, autor del mismo, para que en realidad nos abra una ventana a la re-conexión consigo mismo y nos haya permitido dibujar una vívida imagen de cómo ha aprendido a estar sólo interaccionando con su alrededor tal vez de una manera más superficial, pero intensa y verdadera, sabiendo mirar hacia dentro en todo momento.

Como a muchas personas le ocurrió en la cuarentena, esta nos sirvió para ejercer un efecto rebote en su salida y apreciar más los momentos de conexión, fiesta y libertad, algo que el cantante australiano ha sabido trasladar a la perfección en sonido y concepto de este nuevo álbum. Este, sumado a sus primeras experiencias vividas tras una ruptura, convierte Somehting To Give Each Other en un trabajo introspectivo a la par que hedonista. 

Algo que es obvio es que Troye Sivan conoce a la perfección el intríngulis de la música pop y parece hasta fácil para él crear temas tan irresistibles como ‘IN A DREAM’ o ‘My My My!’. Pero algo también que se le ha dado siempre bien es el saber usar sus experiencias para extraer sentimientos a través de sus canciones para trasladarlas al oyente de una manera muy personal, a veces hasta intrusiva, siendo siempre fiel a su verdad. 

Y este tercer álbum no es excepción de nada de lo anteriormente comentado. Así, en Something To Give Each Other, el cantante habla sobre el amor, el sexo, las rupturas, la fiesta y la soltería sin caer en clichés, de una manera que hace alarde a su arte para enfocar su propia perspectiva sobre estos temas. Ello lo consigue también expandiendo su huella a composiciones menos intuitivas, outros que sorprenden o producciones bailables que le han dado su mayor éxito hasta la fecha, también con el uso de samples e interpolaciones de una manera que se adaptan a vivir en su universo.

Donde más obvio se hace lo último comentado es en el segundo sencillo ‘Got Me Started’, track que samplea el famoso éxito de Bag Raiders ‘Shooting Stars’ y que, aunque a una primera escucha me podía “cringear”, más tarde logré ver cómo esa melodía tontorrona catalizaba a la perfección junto a los ritmos garage, voces apitufadas y resto de elementos sintéticos ese momento en el que se te vuelve a encender una chispa especial que creías apagada para siempre.

Troye Sivan juega mucho con la modificación de su voz en este trabajo, como puede comprobarse en la fría, palpitante y arenosa ‘Silly’ que termina sampleando a Elettra Lamborghini; o en el mejor tema del disco ‘One Of Your Girls’. Aquí, el australiano interpreta el estribillo con vocales al más puro estilo Daft Punk o Kavinsky para expresar su propio desgaste o desesperación por intimar con alguien no correspondido. Aunque esto sea expuesto en sus letras y visuales como un momento en el que estaría dispuesto a performar el papel de mujer, diría que esto sólo es la ejemplificación de un momento en el que alguien se siente extremadamente sólo. Troye trata de hacer lo que sea con tal de cumplir sus deseos prohibidos, desde piropear de manera excesiva hasta admitir su papel como alguien que está descartado hasta de última opción, asumiendo además que su fin podría cumplirse, como mucho, con la soledad y desesperación recíproca.

‘Rush’ es también uno de los temas estrella. Un pelotazo sudoroso y sexy que impulsa el disco desde el principio con unos ritmos tan voluminosos que te aprietan y unas melodías extremadamente pegadizas que exacerban la euforia en el post-chorus. ‘What’s The Time That You Are?’, por su parte, empapa el amor a distancia de groove, mientras que ‘Honey’ se siente como un tema de sonidos celebratorios donde el cantante busca una amor menos superficial. 

Esa es la temática del último cuarto de este Something To Give Each Other, tal como se refleja también en ‘How To Stay With You’, un medio-tiempo que explora sonidos funk, jazz o R&B, estilos que no se quedan en este track como algo anecdótico. Así, la colaboración con el español Guitarricadelafuente, un featuring que pasa sin pena ni gloria y que destaca por sus bajos sinuosos y una producción que mira a artistas como Kaytranada. En las dos baladas del disco, Troye Sivan echa de menos con emoción a lo que fue su pareja más longeva, bien con bases de órgano (‘Still Got It’) o con un reconocible sample de Jessica Pratt en ‘Can’t Go Back, Baby’, una canción en la que ese sentimiento colapsan con los sentimientos contradictorios de no poder perdonar.

No sabemos aún si catalogar Something To Give Each Other como el mejor disco de Troye Sivan hasta al fecha, pero lo que sí está claro es que es el que mayor éxito comercial le está aportando y que el artista está sabiendo evolucionar su sonido y mantenerse fresco a través con todos sus trabajos, sabiendo además mantener lo que le hace especial. Puedes escuchar el disco al completo, a continuación:

Total
0
Shares
Prev
Entrevistando a: Yoshiko | Las recompensas de su esfuerzo, modelaje, la energía del uptempo…

Entrevistando a: Yoshiko | Las recompensas de su esfuerzo, modelaje, la energía del uptempo…

Las entrevistas de hard no paran en la cueva

Next
Soge Culebra se reinventa en “STORM”

Soge Culebra se reinventa en “STORM”

Soge Culebra (Gabriel Gómez, 1999) se presentó al mundo con su fusión de rap y

You May Also Like

¡Entérate de todo el primero!

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todo antes que nadie. Prometemos que no vamos a ser pesados.