Armin van Buuren llega más allá del trance con “Balance”

El productor holandés nos presenta su séptimo álbum de estudio, con el que sale de su zona de confort para demostrarnos sus habilidades

¿Quién no conoce al rey del trance, Armin van Buuren? A día de hoy es uno de los artistas más conocidos y queridos en el mundo de la música electrónica e incluso fuera de él. El hombre de la sonrisa eterna, quien lleva más de 20 años dedicados a la música que le ha hecho llegar hasta donde está.

A día de hoy, el rey del trance cuenta con seis álbumes a sus espaldas, desde “76“, lanzado en 2003, hasta “Embrace“, lanzado en 2015. Todos desde su sello discográfico Armada Music. A esta lista, se le suma desde este viernes “Balance“. Un álbum en el que demuestra su capacidad de ir mucho más allá del género que le ha dado la fama. En éste, ha experimentando con sonidos fuera del trance, como pueden ser el hardstyle, el future bass, el funky o incluso el pop. Estos se van intercalando entre temas más del estilo del holandés, para equilibrar la balanza.

En el prólogo del disco, encontramos un texto del propio Armin, en el que dice esto:

«Cada tema que hago me enseña algo nuevo, y la siguiente canción es siempre el resultado de todos mis discos anteriores, las cosas nuevas que he aprendido y las personas que he conocido. Con los años, este proceso, y especialmente la diversión de crear, se ha vuelto cada vez más importante para mí. Es un viaje que me da sentido y me ayuda a aprender más sobre mis intereses personales, en lugar de centrarme en el reconocimiento que obtengo por el resultado. Esa es la gran diferencia entre quién soy hoy y quién era hace unos años. “Balance” es un nuevo capítulo en mi libro de la vida. El resultado de aventurarse en territorios conocidos y desconocidos mientras se encuentra el equilibrio entre ellos. La energía para hacer lo que hago, para seguir adelante, y ese mensaje se ha traducido perfectamente en los impresionantes murales en la Ciudad de México, Nueva York y Amsterdam».

Estos murales que Armin menciona, los podremos encontrar en estas tres localizaciones:
– Mexico City, Mexico – Tehuantepec 273, Colonia Condesa
– New York City, United States – Brooklyn, East Williamsburg, 345 Troutman St.
– Amsterdam, The Netherlands – Nieuwezijds Voorburgwal 353

Armin van Buuren situado en el mural de Amsterdam

Pero dejemos esto de lado y hablemos de lo más importante: la música. Y es que “Balance” se compone de dos discos de 14 temas cada uno. El primero orientado más al sonido comercial, con un estilo idóneo para escuchar en radios, y el segundo mucho más enérgico, para darlo todo en sus sets. En ambos podemos encontrar también canciones que ya conocíamos, como “Blah Blah Blah“, “Sunny Days, “Wild Wild Son” o “La Résistance De L’Amour“, las cuales Armin ha querido incluir en este disco.

Empecemos por el principio: como hemos dicho antes, el primer disco contiene temas mucho más tranquilos y melódicos. Este mismo empieza sorprendiéndonos con “Sucker For Love“, su colaboración con Avalan. En ésta no encontramos trance, sino un future bass con un sonido elegante y precioso. También, una de las más aclamadas es “Unlove You“, en la que aparece la voz de Ne-Yo y un ritmo muy bailable en el que se mezcla el pop, el house y el sonido de club. Y eso no es todo, porque el holandés también nos demuestra sus dotes de funky con “Sex, Love & Water” junto con la voz de Conrad Sewell. En este CD lo que reina son las buenas vibraciones de las vocales de Sam Martin, Candance Sosa y James Newman, entre otros.

El punto de equilibrio entre ambos discos lo pone “Don’t Let Me Go“. A Armin van Buuren le gusta el hardstyle, y este primero acaba a 150 BPM con algo totalmente inesperado pero a la vez precioso. Una melodía agradable y por encima la voz de Matluck, la cual nos lleva hasta un drop cañero para finalizar la primera parte de “Balance“.

El segundo CD empieza con la ya conocida colaboración de Armin con Shapov, “La Résistance De L’Amour“. A partir de aquí, el trance, trouse y progressive house se apoderan de nosotros. Entre estos aparecen la increíble “Show Me Love” junto a Above & Beyond, una de las mejores canciones de trance de este año. También destaca la dulce voz de HALIENE con “Song I Sing“, donde el parón nos pone los pelos de punta. Seguidamente llegamos a la segunda colaboración de James Newman, esta vez con “High On Your Love“, la cual nos acelera el pulso para llegar a un drop melódico con un drop mucho más tranquilo de lo esperado. Sumándose a estas, encontramos un ritmo de breakbeat en “Lonely For You“, con la agudísima voz de Bonnie McKee.

Algo que ha destacado bastante en los sets de Armin de este año es la recuperación de sonidos más enfocados al trance de antaño, y esto se refleja en “Mr Navigator“, “All Comes Down” y “Miles Away“. La primera, junto a Tempo Giusto, con un sonido duro, una voz profunda y una presencia muy marcada de la percusión y el bajo. La segunda con un carácter más cercano a Above & Beyond, sobre todo por la voz de Cimo Fränkel, que se asemeja al estilo que usan éstos. Para rematar la faena, nos encontramos con la voz de Sam Martin otra vez acompañada por un uplifting cañero a la antigua usanza. El disco acaba con la ya conocida “Stickup“, en la cual destaca la melodía, la cual cobra gran protagonismo de esta pista, ya que se repite de principio a fin.

Esperamos enormemente que hayas disfrutado de este precioso álbum y todo lo que hay detrás de él, ya que Armin van Buuren ha vuelto a sorprendernos. Y cuando lo hace, nos demuestra cosas tan bonitas como “Balance.

Total
0
Shares
Prev
Ya conocemos las 10 primeras confirmaciones de Rampage 2020

Ya conocemos las 10 primeras confirmaciones de Rampage 2020

El mayor festival de dubstep y drum n bass del mundo repetirá un año mas en el

Next
Guapdad 4000 da el el salto a la liga profesional con “Dior Deposits”

Guapdad 4000 da el el salto a la liga profesional con “Dior Deposits”

Guapdad 4000 da el el salto a la liga profesional con “Dior

You May Also Like

¡Entérate de todo el primero!

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todo antes que nadie. Prometemos que no vamos a ser pesados.