BROCKHAMPTON nos brinda luz en su álbum “ROADRUNNER: NEW LIGHT, NEW MACHINE”

Tiempo de lectura: 4 minutos.
Guardar artículo

La boyband estadounidense lanza su séptimo y penúltimo álbum de su carrera, levantando pasiones una vez más.

BROCKHAMPTON es, probablemente, uno de los colectivos artísticos más llamativos de los últimos tiempos. Después de conocerse a través de un foro sobre Kanye West en 2009, este grupo de más de quince chicos decidió emprender su propio camino artístico. Vocalistas, productores, diseñadores gráficos… Todo está integrado en BROCKHAMPTON y, han hecho de esta loca premisa una gran carrera musical. Ahora con “ROADRUNNER: NEW LIGHT, NEW MACHINE”, llegan a su séptimo lanzamiento en largo y según uno de sus fundadores, Kevin Abstract, el penúltimo de su historia.

Kinny. T (@kucrapocc) | Twitter

Si por algo se ha caracterizado BROCKHAMPTON en estos años es por no encasillarse en un género o estilo. Está claro que el hecho de tener tantos miembros hace que sus influencias y gustos formen un catálogo enorme de sabores a la hora de crear, y en este álbum no ha sido distinto.

“BUZZCUT” junto a Danny Brown es uno de los adelantos y primer track que recibimos de este álbum. Aquí el colectivo nos abre las puertas a su trabajo con un hip hop de tintes noventeros en el que el estilo gamberro del beat, como de los vocalistas que participan, es lo que más destaca.


Encontramos más de este hip hop en la colaboración con JPEGMAFIA “CHAIN ON”. Aquí, Peggy, Kevin Abstract y Dom McLennon, despliegan un estilo vago a la hora de rapear. El beat es un pequeño y simple bucle que nos hipnotiza. Mucho más melódico y cargado de sentimientos es “WHEN I BALL”, donde Dom y Matt cantan sobre sus aspiraciones, su infancia y su familia. Kevin y Joba asisten con un buen estribillo en el que sus voces parecen completamente femeninas.


Ritmos más “poperos” aunque manteniendo el rapeo se dejan ver en temas como “COUNT ON ME”, donde aunque no aparecen acreditados como featuring, podemos escuchar a A$AP Rocky y a Shawn Mendes. Sobre una guitarra y con un híbrido rockero suena “WHAT’S THE OCCASION?”, donde Joba casi en su totalidad y Matt, muestran una cara muy distinta a la del resto de temas.


Esta vez sí, con A$AP Rocky bien acreditado y también con A$AP Ferg, la boyband nos ofrece el banger de trap “BANKROLL”. Un himno a la ostentación y a su ritmo de vida para subir al tope en los altavoces del coche. Fusión perfecta entre BROCKHAMPTON y A$AP Mob que ya es de las que más triunfa dentro del álbum.


Pero no todo es diversión y buenas vibraciones en este álbum. BROCKHAMPTON han tenido que buscar su propia escapatoria de los tormentos que les acechan y nos lo muestran en “THE LIGHT” y “THE LIGHT PT. II”. En la primera, sobre una guitarra eléctrica y una batería, Joba habla de forma muy cruda y explícita sobre el reciente suicidio de su padre y su salud mental en el momento. Kevin también habla de sus problemas en el segundo verso, como la homofobia de su madre.

Pero la parte dos es realmente reveladora, puesto que Joba vuelve a tratar el tema del suicidio de su padre pero ahora desde la añoranza. Hablándole a él directamente y preguntándole por qué lo hizo, contándole lo roto que se siente y recordándole con cariño. Un verso acompañado por unos coros que inevitablemente nos ha hecho soltar alguna lagrimilla. Entorno a Joba también gira el tema “DEAR LORD”, un gospel puro en el que bearface le pide ayuda a Dios para su amigo.


Otros highlights de este álbum son los temas “I’LL TAKE YOU ON” con Charlie Wilson y “OLD NEWS” con Baird, dos tracks de r&b realmente disfrutables. El primero con influencia pop y un vibe totalmente de boyband de los 2000. Aún más innovación encontramos con “DON’T SHOOT UP THE PARTY”, un G-Funk donde Kevin pone en jaque problemas actuales de Estados Unidos como la violencia con armas o el racismo.


“ROADRUNNER: NEW LIGHT, NEW MACHINE” es un álbum sólido y que nos deja cosas muy interesantes, a pesar de que no inventa nada que no conozcamos. Desde los vocalistas hasta los creadores visuales, pasando por los productores, la conexión entre todas las partes es magnífica. Veremos si este es o no el penúltimo álbum de la banda, pero ahora toca disfrutar de este chorro de luz que nos han dejado.

Total
0
Shares
Prev
Iglooghost sigue aportando proyectos cuidados con “Lei Line Eon”

Iglooghost sigue aportando proyectos cuidados con “Lei Line Eon”

Tiempo de lectura: 2 minutos

Next
El Coliseo: AREA21 – La La La

El Coliseo: AREA21 – La La La

Tiempo de lectura: 3 minutos

You May Also Like