Tiempo de lectura: 3 min

Murcia volvió a abrir sus puertas al bass una vez más, ejerciendo de anfitriona en una fiesta que dejó una huella imborrable en nuestros oídos y un recuerdo inolvidable en nuestra mente. Os contamos cómo vivimos la noche.

Hace relativamente poco tiempo subimos una crónica hablando de cómo FuntCase arrasó en la Sala Garaje de Murcia. Dicha entrada incluía al final una advertencia, en la que avisábamos de que la promotora murciana BassGame aún nos tenía más sorpresas guardadas para el futuro. Hoy, os traemos un nuevo capítulo de esta bella historia. En el anterior episodio tuvimos a una leyenda viva del dubstep, lo cual situó el listón en una posición muy alta. Desde LoudCave hicimos muchas apuestas sobre el próximo artista, pero jamás imaginamos que serían dos artistas los elegidos para la noche. Tampoco esperábamos en absoluto que esos dos serían nada menos que Fox Stevenson y Feint, ni que la fiesta formaría parte de manera oficial de su tour “Above The Clouds”.

Por si todo esto no fuese ya suficientemente curioso, el line up escondía otro reclamo más además del esperado B2B. Por si acaso una hora de Fox Stevenson era poco, justo antes del B2B, pudimos disfrutar también de otro set en solitario del polivalente artista. Fox aprovechó maravillosamente esta situación para pinchar todos sus temas de géneros diferentes al drum&bass, así como lo mejor de cada casa. Pudimos escuchar dubstep, house e incluso breakbeat, conformando una selección musical de infarto -y alguna que otra transición un poco cuestionable-. Cabe destacar también que el público, aunque no masivo, sí fue muy entregado, y quedó patente tema tras tema y letra tras letra que llevaban mucho tiempo esperando ese momento.

Y llegó el momento del B2B de Fox Stevenson y Feint. Una hora del mejor drum&bass que estos dos gigantes podían poner. Aunque el set fue un tanto raro a nivel de las tracks que nos pusieron, tenemos que decir que fue una hora legendaria. Como era de esperar, Feint estuvo mucho más serio que Fox Stevenson aunque ninguno trabajó menos que el otro. Sonaron canciones tan famosas de cada uno como, ”Worlds”, ”We Won’t Be Alone”, ”Throwdown”, ”All This Time”. Uno de los momentos que más nos gustó fue cuando pusieron el VIP Mix a ”Soda Pop”, ese rápido cambio de bpm para pasar de house a drum&bass nos dejó simplemente boquiabiertos. Lo mejor del set fue sin duda alguna los últimos 15 minutos, estos estuvieron llenos de geniales temazos suyos.

Y hasta aquí nuestra crónica de la genial noche que pasamos en la Sala Garage, donde vivimos una enorme lista de geniales momentos con estos dos gigantes del drum and bass. Tenemos unas ganas monstruosas de poder volver a verles, aunque para eso tendremos que esperar al Liquicity Festival.