Luces y sombras en la primera Hard Mission del año

Bienvenidos cavernícolas a una crónica en la que os vamos a contar cómo nos fue en la Hard Mission celebrada el 21 de enero en la sala Zenith (Madrid). ¡Vamos allá!

Para ser lo más objetivos posible en esta crónica, lo primero que vamos a hacer es distinguir entre lo que nos pareció el evento (la propia fiesta en sí) y lo que nos pareció la sala IndepenDance/Zenith.

El viernes pasado fue la primera vez que pisamos este local, y nada más entrar nos gustó mucho por dentro. Era bastante más grande de lo que pensábamos, lo cual nos alegró, ya que nos imaginábamos que iba a tratarse de un espacio más reducido que la Satelite de Fabrik.
El trato por parte del personal y del servicio de bar fue bueno, la iluminación era perfecta y el puesto de merch que había a la entrada nos terminó de enamorar.

Sin embargo; a pesar de todo esto hubo dos cosas que no nos convencieron nada (las únicas dos pegas que le encontramos al evento).
En primer lugar, creemos que la calidad de sonido de la sala tiene muchísimo que mejorar. La música se escuchaba bajo y regular, debido tanto a la mala y escasa distribución de altavoces como a la poca calidad de los mismos, quizá por su antigüedad.

Tras darle unas cuantas vueltas a este tema llegamos a la conclusión de que el hecho de que el 15 de enero asistiésemos a la mejor 150 de Fabrik quizá influye. Está claro que no tiene sentido comparar el equipo de una sala con el de la mejor discoteca de la Península Ibérica, pero el bajón de un sitio a otro fue brutal.

En segundo lugar, debido a una falta de entendimiento entre los organizadores y los dueños de la sala, el B2B entre Miss Tempo y Strange Noize se fue al garete. El local cerró antes de lo previsto, y estos dos pedazo de artistas tuvieron que pinchar menos tiempo y con la música demasiado baja. La cuenta de Instagram de Hard Mission pidió perdón públicamente por este error y afirmó que no hay ningún problema con los DJs, así que al menos todo acabó bien. ¡Un fallo lo tiene cualquiera!

Eso sí, dejando a un lado nuestro descontento con la sala Zenith, reconocemos que la fiesta fue realmente increíble.

Sin duda alguna, el plato fuerte de la noche fue la variedad de géneros. Los dos DJs internacionales invitados, AniMe y Dimitri K, nos hicieron bailar como locos con el hardcore y el uptempo más cañero del momento. Fue la primera vez que les vimos en directo, y también esperamos que no sea la última.

Si seguimos hablando de hardcore debemos resaltar el set de la gran DJ UPC, el album showcase de nuestra querida Lady Dammage y el set de Ender, el cual tiene varios temas en la recámara que lo van a petar este año. Nos hubiese encantado disfrutar con el B2B entre Miss Tempo y Strange Noize, pero bueno, seguro que en la siguiente Hard Mission lo reventarán por dos.

El famoso DJ de las 150 Yeyo aportó el toque de hardstyle y raw necesario a la fiesta, aunque también sorprendió con temas más duros.

En cuanto al newstyle, los DJs de Masía Piñastyle y Wakan volvieron locos a la gente pinchando los mejores pitos.

Por último, el live de Massive Disorder & Rosell reventó la sala con un frenchcore de millón de euros. ¡Llevábamos muchísimo tiempo con ganas de escuchar sus pistas en directo!

Sinceramente, este evento simboliza algo muy importante: la unión de todos los amantes del hard en la capital española; estamos seguros de que el cuarto aniversario será increíble. Además, como hubo un récord de aforo, seguramente las siguientes fiestas se celebrarán en salas más grandes para que quepa más gente, lo cual nos alegra un montón.

Y a vosotros, ¿qué os pareció esta fiesta? Contactad con nosotros por redes sociales y contadnos vuestra opinión. ¡Os estaremos leyendo!

Por nuestra parte nada más cavernícolas, esperamos que hayáis disfrutado de esta entrada. ¡Hasta la próxima, familia!

Total
0
Shares
Prev
Lane 8 comienza el año con su nuevo álbum, “Reviver”

Lane 8 comienza el año con su nuevo álbum, “Reviver”

El artista invoca a su potencial creativo con el lanzamiento del cuarto álbum de

Next
Crankdat deja su segundo “Mechanized Mayhem” en Disciple

Crankdat deja su segundo “Mechanized Mayhem” en Disciple

Estamos acostumbrados a ver a Crankdat pasarse tanto por Welcome Records y por

You May Also Like