Flume mantiene su esencia, aunque no tanto su brillo, en “Palaces”

El artista australiano sigue demostrando de lo que es capaz en un tercer álbum en el que se siente algo contenido

Si hay algo por que Flume sabe hacer bien y será algo por lo que siempre va a ser recordado y caracterizado es salirse del molde. Todos recordamos el maravilloso shock que sufrimos hace 3 años con el lanzamiento sorpresa de Hi, This Is Flume, la mixtape en la que el productor australiano liberaba su imaginación a través de un viaje de 17 canciones que contenía producciones desatadas y colaboraciones con artistas tan alternativos como los productores SOPHIE y Epromo el rapero JPEGMAFIA. Mirando a su disco anterior, el ya de 6 años Skin, son al final tracks como ‘Free’ o ‘Wall Fuck’ los que recuerdas con más cariño.

Con su nuevo y tercer disco de estudio Palaces, Flume expone su sonido glitch siempre inconfundible e inimitable, una cualidad que nunca le dejará de acompañar. Es, sin embargo, uno de los proyectos más comerciales del australiano hasta la fecha, pero esto tampoco debería sorprender a nadie. Cualquier artista de la talla de este que se comprometa a lanzar un macroproyecto comercial con su respectiva inversión en promoción y publicidad es lo que va a buscar.

El autor de ‘Never Be Like You’ sabe, sin embargo, cómo hacer brillar una canción pop y trabajarla a su manera, en una zona artística con la que nadie podrá nunca comparar. En Palaces, que como muchos otros se ha cocinado durante el periodo de cuarentena en la pandemia, Flume ha trabajado a distancia en un par de tracks con el británico Danny L Harle en la producción, quien además le ha acercado a dos de las vocalistas de su círculo, la francesa Oklou y la ex-Chairlift Caroline Polachek

La colaboración con la primera ‘Highest Building’ abre este Palaces con un colchón melódico alienígena al que se le va añadiendo la típica percusión rota y sintetizadores distorsionados y metálicos del australiano. ‘Sirens’ es la canción con Caroline, y para nosotros una instantánea top 5 de toda la colección del australiano. El sentimiento de desesperación expandido y catalizado por la increíble voz de la británica se hace contagioso desde el primer momento, voz que Flume sabe que es su mejor arma aquí y por ello le da el protagonismo que se merece en la mayor parte de la canción. La producción por su lado tampoco se queda atrás, progresando y exaltándose a picos de manera aguda con sonidos agresivos y descolocados que simulan una locura interior sin escapatoria. Según cuenta Caroline, esta canción fue inspirada por las sirenas que escuchaba en su hogar de manera constante en los peores momentos de la COVID-19.

Otros cortes como ‘Escape’ recuerdan inconscientemente a trabajos anteriores. Pero es un sentimiento normal cuando la cantante con la que colabora (KUCKA), ha servido al productor de hilo conductor desde hace años. En ‘Palaces’ Flume repite también, esta vez con Damon Albarn. El fundador de Blur y Gorillaz parece sin embargo desaparecido en el cierre del álbum, un melancólico y orgánico corte con fin eufórico en el que sólo se entromete unos segundos.

Por el otro lado y aunque son pocos, sí que hay algún momento en el que parece que Flume no está esposado a un contrato discográfico y trata de exponer sus producciones de una manera más despreocupada. ‘DHLC’ es una producción melódica de sonidos que recuerdan al de su mixtape en la que estos parecen crear un vaivén sonoro mientras los samples vocales distorsionados los van atravesando. Otro de los mejores momentos de este tipo, aunque a muchos le pesen, sería la colaboración ‘Only Fans’ con Virgen María, la artista experimental (hardcore en lo musical, provocadora en lo visual) española con la que Flume mantiene amistad. En este la artista proporciona unos ad libs y versos explícitosa los extraños ritmos galopantes y sonidos nucleares y de láseres proporcionados por el australiano.

De destacar es, como lleva siendo ya muchos años, el trabajo que ha realizado Jonathan Zawada con toda la dirección artística del proyecto incluyendo portadas y vídeos. De alguna manera, la forma de trabajar de Harvey con él se ha convertido en algo simbiótico y que ha hecho que le sirva a Flume como otra de sus tantas marcas de su identidad desde el lanzamiento de Skin. Ya puedes escuchar a continuación el nuevo álbum de Flume al completo:

Total
0
Shares
Prev
Loud Cave Selection #296: Flashmob, BENGR, Chico Blanco, LunaKorpz…

Loud Cave Selection #296: Flashmob, BENGR, Chico Blanco, LunaKorpz…

¡Muy buenas a todos cavernícolas!

Next
Entrevistando a: Deadly Guns | Nuevo sello, inicios en la música, mezcla de metal y hardcore…

Entrevistando a: Deadly Guns | Nuevo sello, inicios en la música, mezcla de metal y hardcore…

En el día de hoy Michael está con nosotros en la cueva para hablar de Black

You May Also Like