Tiempo de lectura: 1 min

El tapado artista bass lanza su primer álbum después de una gran cantidad de singles demostrando su talento durante estos años.

Cuando hablamos de Kai Wachi hablamos de uno de esos artistas que se ha hecho a sí mismo. Uno de esos artistas que ha crecido únicamente gracias a su talento y a su sonido diferente al resto. Eso sí, desde bien temprano en su carrera, Kannibalen Records fue el sello que le “acogió”, y el que hoy ve nacer su primer álbum.

Con su sonido dubstep por bandera, Kai Wachi nos trae “DEMIGOD”, un álbum de 12 temas y que incluye múltiples colaboraciones. Veamos más en profundidad las perlas que contiene este trabajo:

Como hemos dicho, la base principal de este disco son los sonidos dubstep, y con el primer tema que da nombre al álbum nos encontramos riddim. “Demigod” es un tema que nos abre el apetito de cara al resto del trabajo gracias a sus sonidos contundentes. El riddim también está presente en el segundo tema llamado “Strangers” junto a Grabbitz, pero de manera diferente. Después de una larga intro con vocal aparece un drop de riddim excelente en nuestra opinión, pero además, el segundo drop de este tema es ni más ni menos que future bass. Era de esperar que la fusión entre estos dos productores diera como resultado un track original como este.

En cuanto al dubstep normal y corriente encontramos también varias piezas, como puede ser “Hollow”. Este en concreto es una colaboración con el rapero Famous Dex, es por ello que para acompañar sus vocales escuchamos un drop de dubstep en base de trap, en conjunto con la intro también de trap. No se trata tanto de un tema “destructor” sino más de un dubstep con “estilo”. “Level” es otro de estos temas de dubstep que en este caso comparte similitud con “Between The Lines”, la colaboración de Kai Wachi y Sullivan King. No son nuestros preferidos pero sin duda merecen una escucha.

Por otro lado también encontramos la cara más dura del dubstep, ya que tanto “BREAK” como “Right Now” son los temas de heavy dubstep del disco. El primero se caracteriza por los sonidos contundentes propios de temas de artistas como Mastadon -salvando las distancias- y el segundo, en colaboración con Virus Syndicate, se caracteriza más por los sonidos atronadores y alocados, además de congeniar perfectamente con la vocal del dúo británico. Pero hay aún más tipos de dubstep en este álbum, y es que “Kamikaze” con Sam King es una mezcla entre dubstep e hybrid trap de mucha calidad, y “Lost” se trata de un tema dubstep que no sabemos como calificar pero que también merece mucho la pena. “Holla” también entraría dentro de este grupo de dubstep al ‘estilo Kai Wachi’ ya que la mezcla de tantos elementos nos hace muy difícil la tarea de definirlo con un solo estilo.

Entrevistando a: Virus Syndicate

Aún así, no todo iba a girar alrededor de este género en el álbum, por lo que también encontramos temas como “Photograph” junto a Claudia Bouvette. Un tema bastante relajado que nos recuerda mucho al estilo del productor Unlike Pluto o incluso el de Just A Gent. Por otro lado y por último, “Heartless” es más una producción para el cantante Ylti -con el que Kai Wachi ya había colaborado anteriormente- que una propia, ya que se trata de un tema de trap cantado por completo, cero drops o sonidos bass que podamos apreciar en él.

En definitiva, este resulta un álbum muy entretenido, absolutamente bien producido y con el sello de identidad de Kai Wachi. Y a vosotros, ¿qué os parece cavernícolas?