Tiempo de lectura: 3 min

La superestrella de la música electrónica vuelve a brillar en su tercer álbum de estudio

Si hay un productor que actualmente se haya ganado a pulso el codearse con las celebrities de la música actual, sin duda no puede ser otro que Marshmello. El productor americano, bajo su característico disfraz blanco, se ha ganado el corazón de todos a través de sus alegres melodías, su característico sonido y sus letras positivas.

Desde la publicación de “Joytime“, su primer álbum de estudio, han pasado tres años, en los cuales su carrera ha despegado a gran velocidad, haciendo que todo el mundo sepa reconocer un tema de Marshmello con relativa facilidad, aunque no escuches música electrónica habitualmente. En todo este tiempo, y manteniendo su anonimato aunque sea un secreto a voces, ha sido capaz de conseguir todo lo que se ha propuesto muy rápidamente. De hecho, como dato curioso, su videoclip de “Alone“, alcanzó la enorme cifra de 100 millones de visitas en menos de tres meses.

Dejando a un lado su vida de youtuber y jugador habitual de Fortnite, el año pasado nos presentó su segundo álbum de estudio, “Joytime II“, el cual contenía nueve pistas del más puro Marshmello, sin ninguna colaboración, como hacía antes. Algo que actualmente no pasa, ya que podemos verle prácticamente cada día haciéndose una foto con un famoso diferente para subirla a sus redes sociales.

Marshmello junto a Bad Bunny

Un año después el DJ estadounidense nos presenta la otra cara de la moneda. Un álbum repleto de colaboraciones, con distintos géneros musicales, demostrando que su talento va más allá de su estilo propio, adaptándose a cualquier otro género.

En “Joytime III” lo primero que nos llama la atención es, como comentábamos antes, la gran cantidad de artistas con los que ha colaborado, desde colegas como Slushii y Crankdat, con los que comparte un sonido similar, hasta artistas que no casan tanto con ese sonido, como Wiwek, Bellecour o TYNAN. Y lo más curioso de todo esto es que ha sido Marshmello quien se ha adaptado a ellos y no al revés, razón por la cual podemos escuchar dubstep, bass house, jungle terror o incluso un híbrido entre hard dance y psytrance en la colaboración con Yultron.

A todo esto, no podemos dejar de lado una cosa que el propio Marshmello confirmó por Twitter, y que además nos ha sorprendido en cuanto nos hemos enterado: el cantante que escuchamos en “Sad Songs“, “Proud“, “Run It Up” y “Falling To Pieces” ¡es el propio Marshmello! Parece ser que ha tomado clases de canto y se le da de maravilla.

Marshmello junto a A Day To Remember promocionando “Rescue Me”

Pero no son las únicas personas que han cantado en este álbum, puesto que una de las colaboraciones estrella es “Rescue Me“, junto a A Day To Remember. La banda de metalcore ha sacado su lado más alegre junto a Marshmello, haciendo un tema muy melódico, incluso con algún matiz de pop. También ELOHIM se suma a las voces de “Joytime III” en la colaboración junto a Flux Pavilion, la cual es una de las canciones más aclamadas por los fans de Mello en este disco.

Sin duda, está claro que el nuevo álbum de Marshmello es un gran reclamo para hacer que sus seguidores amplíen sus conocimientos musicales e indaguen entre los enormes mundos de la música electrónica gracias al hecho de juntarse con jóvenes promesas y con productores experimentados, dándoles un empujón a éstos y a la vez a sí mismo ante los detractores del personaje. Pero una cosa está clara: no te va a dejar indiferente seas fan o no.

Evento de Marshmello en Fortnite

¡Aquí te dejamos el disco completo para que lo escuches y nos des tu opinión por cualquiera de nuestras redes sociales!