Sofi Tukker demuestra que ha llegado para quedarse con su sobresaliente álbum, “Treehouse”

La pareja de productores Sofi Tukker, que comenzó con un tímido EP, se ha establecido con “Treehouse” de manera triunfal después de una nominación a los Grammys y haber trabajado con Apple

Fue hace poco más de un año cuando la pareja de productores neoyorkinos Sofi Tukker dieron el pistoletazo de salida a un nuevo camino para su primer álbum de estudio, “Treehouse”, que no hemos recibido hasta los últimos días. Este momento fue a partir de “Johny”, el primer single de este proyecto que, aunque sonaba muy bien, seguía la misma línea sonora que el EP que lanzó el dúo en 2016, “Soft Animals”, el cual entre otras cosas les llevó a una nominación a un Grammy por su tema “Drinkee”.

No fue hasta el lanzamiento de “Fuck They” en verano cuando ambos plantaron su posición de manera más estable en el ámbito de la electrónica con un estilo que aunque pueda sonar a un mero House, supieron llevar a un terreno y evolucionarlo para darle una personalidad inimitable con la que sumaron aún más reconocimiento de la crítica y del público a partes iguales. Más tarde, la pareja acabó de despuntar gracias a Apple, empresa que contactó con ellos para crear un track con el que poder promocionar su nuevo iPhone X. Así nació la megacolaboración “Best Friend” junto a Nervo, The Knocks y Alisa Ueno, la cual aún a día de hoy sigue manteniéndose en oído de todos. Así y después de un par de singles promocionales como el reciente “Baby I’m A Queen”, Sofi Tukker han debutado con un álbum que capta a la perfección la esencia del dúo.

“Treehouse is about the childhood spirit of play. We want our music to be like that magical, welcoming place from childhood, where you go to escape with your friends and make your own rules together. Treehouse is about grown children who lift each other up, inspire each other, encourage each other, and play together. Everything is fair game and all aspects of our selves are accepted. Everyone shines, everyone is invited, and you are free to be any way and anyone you want to be.”

Según cuenta la pareja, el álbum se centra en la idea de la niñez y el espíritu de diversión. Un sitio donde puedas escapar, crear tus propias reglas y seas aquello que quieras. Al final esto es una idea que los productores han reflejado de manera muy eficaz desarrollando un estilo que incorpora elementos tanto electrónicos como instrumentales de una manera muy personal a donde otros artistas no pueden acceder. Aunque “Treehouse” mantiene a lo largo de los tracks una presencia de ese carismático House del que venimos hablando, los neoyorkinos han trabajado alrededor de él incluyendo elementos más asociados a sus orígenes musicales como el mencionado “Johny” o aludiendo a sus raíces brasileñas como hacen en la carnavalesca “Energía” o la electro-balada “The Dare”, ambas cantadas en portugués.

Ya que hemos introducido el tema con “The Dare”, otro punto a favor de este álbum es la dosificación de la energía que Sofi Tukker han sabido aplicar en “Treehouse”, si bien es cierto que mantener una “fiesta” constante durante los 10 temas del álbum puede llegar a ser agotador y contraproducente, gracias a la incorporación de midtempos como el tema recién mencionado o la melancólica “Benadryl”, que no solo consiguen hacer el álbum menos pesado, sino que esto le ha permitido a la pareja ampliar el espectro de su música y demostrar versatilidad.

Uno de los secretos de Sofi Tukker reside, entre otras cosas, en que saben perfectamente la clase de artistas que quieren ser, conocen sus fuerzas y sus debilidades y usan ambas de manera inteligente para brillar. Por ejemplo, las voces de los dos componentes de la banda no es que sean las más arrolladoras del mercado, pero hasta eso han sabido aprovecharlo y darle la vuelta, apostando por unos vocales derrochantes de carisma y diversión. Ello se refuerza especialmente cuando ambos interaccionan en las canciones y explotan la química que hay entre ellos como ocurre en la potente “Batshit” o las ya mencionadas “Best Friend” o “Fuck They”.

Terminamos de revisar el álbum comentando brevemente Good Time Girl” y My Body Hurts”, dos rompepistas que enseñan otras interesantes canciones de los americanos en las que apuestan por incorporar otros estilos al suyo como son el Hip Hop traído de primera mano por la colaboradora Charlie Barker en el caso del primer track, o unos vocales más dramáticos o que rozan la teatralidad y llaman la atención en el segundo. Y concluimos sin cansarnos de repetir que Sofi Tukker ha acabado de demostrar con este álbum que han llegado a la escena musical para quedarse, y que las altas expectativas que estaban puestas en ellos después de los éxitos que llevaban recolectados a pesar de ser una pareja novel, han sido superadas y no son fruto de la casualidad sino de unos trabajos que no han flaqueado en ningún momento, y esperemos sigan sabiendo explotar en el futuro. Escucha a continuación ‘Treehouse’ al completo:

Total
0
Shares

Comments are closed.

Prev
Gioser sigue fiel a su bass house con “The Darkness Begins”

Gioser sigue fiel a su bass house con “The Darkness Begins”

El granadino vuelve a demostrarnos una vez más su talento con el lanzamiento de

Next
Loud Cave Selection #84

Loud Cave Selection #84

¡Muy buenas a todos cavernícolas!

You May Also Like