Tiempo de lectura: 2 min

Hace tiempo que sabemos que el artista es un apasionado de su trabajo, de la imagen que dé, cuida hasta el más mínimo detalle y un adicto al trabajo y su manera de demostrarlo es con trabajos como este, “!”, ya está en la calle.

Como ya decíamos antes, Trippie Redd es un adicto confeso al trabajo, y es que no podemos no creerle, en menos de tres años, concretamente desde 2016 aquí, tenemos 3 mixtapes, dos álbumes, y numerosos eps. Pero este “!” es un poco diferente a lo que viene haciendo, en su gran mayoría, las bases trap con tonos melancólicos y pianos potencialmente marcados son lo que han guiado este corte, pero si es verdad que el rapero ha querido demostrar que si se dice de hacer urban pop puede ser el mejor y este álbum es el ejemplo más claro.

El artista estadounidense siempre ha estado en el punto de mira por su constante papel de malote, cuando en la realidad es un romántico confeso, en la realidad y en su música, porque en las tres entregas de “A Love Letter To You”, Trippie saca su lado más apasionado, melancólico y romántico, y eso nos encanta. Pero no solo en esos trabajos la mayoría de música que nos proporciona este suelen ir enfocados a lo mismo.

El Trippie Redd que aparece  en “!” es un artista muy diferente de quien era en “Life’s a Trip” -su primer álbum- . El rapero de Ohio sacó su segundo álbum el viernes por la mañana. Los fans se sorprendieron por el cambio que Trippie ha tomado musicalmente en este corte. En este proyecto de 14 pistas, el rapero experimenta no solo vocalmente sino musicalmente mientras toca influencias de r&b y jazz en algunas de sus producciones. “!” no podía quedarse sin participación externa, y ha querido incluir en sus vocales a los cantantes y colegas de profesión Playboi Carti , The Game , Lil Baby , Lil Duke y Coi Leray, con los que ya había colaborado anteriormente.

Como decíamos antes, no todo el mundo se ha tomado a bien la experimentación del artista de apenas 20 años, pero según nos confesaba sobre “!” quería hacer música que trascendiera, no queria englobarse en algo siempre, y este corte es un gran ejemplo. La realidad es que ya en “A Lover Letter to You 3” Trippie ya comenzaba a sonar diferente y a experimentar.