Boiler Room devuelve la magia a Barcelona

La famosa fiesta asentada en todo el globo hizo lo parada en la ciudad condal el pasado fin de semana para hacernos bailar

Desde que se anunció en agosto en la sala Apolo, la fiesta de Boiler Room de Barcelona prometía ser uno de los grandes eventos del año. Esta incorporaba en su cartel del viernes, día que pudimos asistir, un cartel organizado por dos grandes colectivos nacionales, MARICAS y Chica Gang. Además, el evento proporcionó una muy buena programación de bienvenida protagonizada por los barceloneses Mainline Magic Orchestra, la americana KeiyaA y la también nacional La Zowi que vino acompañada del productor y DJ bilbaíno Mark Luva.

Lo que más llamaba la atención al entrar en Nitsa (y que por desgracia no es tan normal encontrar adía de hoy) era lo abierto e inclusivo que era el ambiente tanto en sus instalaciones que denunciaban cualquier tipo de discriminación, como la gente que la habitaba. La Apolo representaba así un espacio seguro para cualquiera y que acogió sin ningún tipo de prejuicios todas las formas de expresión y mentalidades. Este primer paso es algo muy importante ya que es algo que te lleva a poder desinhibirte en la pista de baile contigo mismo y con el resto de personas para disfrutar así de una experiencia sinérgica. 

la zowi y mark luva por leafhopper

Y hablando de libertad de expresión, probablemente nadie se exprese en el escenario de la manera en la que lo hace Mainline Magic Orchestra que fueron los que abrieron el evento. El grupo de artistas catalanes no solo ofrecía en su show un coctel de fiesta representado por ritmos club, si no que incluía en su número momentos en los que se tragaban el micrófono para realizar sonidos guturales, paseos de perro y pataletas por el suelo, chillidos y una gran figura asemejada a su outfit con dos focos como ojos. KeiyaA a continuación hizo una actuación más simple y menos llamativa sola con un trackpad . De esta manera el mensaje político y cultural que su mezcla entre R&B y electrónica transmitía llegaba al público de una manera más directa. 

Y para terminar el preámbulo de la Boiler Room, La Zowi y Mark Luva hicieron un perfecto tándem en el que él lograba brillar por su cuenta en muchos momentos a solas con el público en el que aprovechaba para desfilar desde mixes de canciones como “Good Ones” con bases urbanas hasta una versión hardcore de Danny L Harle aún no publicada de Eiffel 65. La Zowi, por su parte, creó un espectáculo más basado en su presencia con poses y el apoyo de dos bailarinas que en los vocales que emulaba todos sus grandes éxitos. Estos recorrían desde sus inicios, pasando por su mixtape y hasta las más recientes “Matrix” o “Demonic” con Namasenda.

juguete por leafhopper

Nuestra siguiente parada fue en la sala 2 en la que pudimos disfrutar de la programación de Chica Gang. La persona que abría el escenario fue el madrileño Juguete (Rubén Coronado), quien fue sin duda el artífice de nuestro set favorito de la noche con una enérgica actitud contagiosa y un set divertidísimo, bailable y constantemente reconocible (¿a quién se le puede ocurrir pinchar la canción de Lizzie McGuire?). Con un comienzo de ritmos Jersey-core acoplados a canciones como “Like A Prayer” o “LoveGame” la cosa escaló rápidamente a canciones con ritmos de muchos bpms. Tal vez el momento más crucial en este cambio de dinámica fuera la estúpidamente fantástica aparición de Crazy Frog cruzada con ritmos potentes y acelerados, pero a partir de aquí no hubo momento de descanso con canciones que interpolaban estilos como el el PC Music, el hardcore, el pop o el speed house.

A continuación, Chico Blanco hizo alarde de su versatilidad con un breve live set en el que alternaba sus propios vocales en directo sobre sus tracks y un resto de sesión de ritmos club infecciosos con los que no podías dejar la pista de baile. Seguidamente, Chica Gang (Rocío y Albal) representaron su propio escenario durante una hora con un set en el que la primera media hora gozó de un set todoterrenos que ofrecía un coctel potente de estilos rave y ritmos rotos. En su segunda parte, un techno más clásico y los ritmos pesados predominaban sobre el escenario. 

dorian electra por leafhopper

La hondureña Isabella Lovestory es una de las sensaciones más actuales del reggaetón. El desparpajo de la cantante y productora gozó de protagonismo a mitad de la noche con un concierto en el que bailamos a golpe de cadera con canciones como “Mariposa”, “Golosa” o “Kitten Heels”. Después, Dorian Electra presentó un set imposiblemente divertido basado en su recientemente lanzada versión de “My Agenda” con mixes de S3RL o Anamanaguchi. Pero esto no fue más que la punta del iceberg de una sesión en la que Dorian adquiría la personificación del Joker de la Boiler Room, vacilando con canciones como “Turn Down For What”, “Scary Monsters & Nice Sprites” o su versión de “Positions”. Sin embargo, también incorporaba recientes colaboraciones como su mezcla a Lady Gaga y su featuring en el 10 aniversario de “Friday”, así como repasaba temas de artistas como Metro Station, Arca y Coucou Chloe.

Para terminar la noche, el DJ y productor Dinamarca nos introdujo de lleno en un universo de reggaetón extrasensorial, un conjunto de melodías evanescentes y vibrantes que convivieron durante hora y media con percusiones penetrantes con las que dejarse llevar. Las inteligentes elecciones de Dinamarca iban no solo repasando artistas como Tokischa, Kali Uchis y Amaraae, sino con que también incluía artimañas menos predecibles como la incorporación de la melodía de “God Chariots” de oklou a su personal estilo. Lo que pudimos vivir en la Boiler Room de Barcelona fue sin duda uno de los mejores eventos a los que hemos podido asistir, demostrando que, al menos en este caso, la fama sí les precede.

(Foto de portada por Leafhopper)

Total
0
Shares
Prev
Ximm define su sonido en “False”, su último EP

Ximm define su sonido en “False”, su último EP

Los subgéneros más melódicos y alegres del dubstep son los encargados de

Next
Los kicks de Soulblast nos derriten el cerebro en “Doomsday”

Los kicks de Soulblast nos derriten el cerebro en “Doomsday”

Este joven DJ y productor francés ha sido el encargado de lanzar una de las

You May Also Like