DAPS y PMP brillan en el primer concierto de sus carreras

Tiempo de lectura: 5 minutos.
Guardar artículo

El rapero y el productor demostraron el por qué del sold out de su primer bolo en Madrid, ciudad donde nacieron y que el domingo les coreaba.

Esta es una historia de las que tienen un final feliz -aunque realmente sólo sea el comienzo-. Dos artistas que llevan años trabajando en lo que les gusta sin grandes ayudas, sólo con su propio esfuerzo como mayor aliado. Estos artistas ahora ven todo ese esfuerzo materializado y de forma tangible en su ciudad natal.


DAPS y PMP se apoderaban el pasado domingo 16 de mayo de la sala Independance de Madrid, lugar que presenció el primer concierto de sus vidas y donde vendieron absolutamente todas las entradas. La sala con aforo reducido por el COVID, se llenó de un público que tuvo que realizar un esfuerzo titánico para mantenerse en su asiento. Y es que lo primero que tenemos que destacar de este concierto es la energía que transmitió DAPS en el micrófono y PMP a los platos. En su actuación pudimos palpar las ganas que ambos tenían de saltar a un escenario y la dedicación que le ponen a su trabajo. Era la primera vez en su vida que hacían esto y parecía que llevaran haciéndolo durante años, con un desparpajo y una soltura que generaba un ambiente realmente bueno en la sala.

Como muchos sabréis, cuando hablamos de shows de artistas de música urbana y en este caso rap, los directos pueden cambiar mucho respecto a lo que podemos escuchar en sus grabaciones. Pero este no es el caso de DAPS; nos sorprendió con un directo sencillamente brutal, donde los temas que cantaba eran exactamente igual a lo que podemos encontrar por ejemplo en Spotify pero con la energía añadida del directo. No falló ni una barra y no “se escaqueó” de cantar como ocurre en los shows de muchos artistas urbanos.

foto de javi jiménez

Cuando hablamos de soltura también hablamos de naturalidad frente al público. A ambos artistas se les podía notar visiblemente nerviosos como es normal, pero eso también formó parte de lo mágico de este primer concierto. Desde los toques de humor e inocencia sobre el escenario que tenía DAPS entre canción y canción, hasta el no saber muy bien que decir al micro de PMP. Todo esto unido a lo que transmitían con la música hizo que el público se entregara al máximo, cantando hasta las canciones más antiguas de los dos y coreando sus nombres como si se tratara de un estadio de fútbol. Como repitió en varias ocasiones DAPS con razón, fue una pena que el público tuviera que estar sentado.

Ganas de saltar no nos faltaron con el comienzo, cuando DAPS y PMP aparecieron a ritmo de su mítico “Kids N’ Drugs”. De igual manera, un subidón invadía la sala con canciones como “SO DOPe” o “Gorila”, de su álbum debut “DCLXVI”. También hubo momentos para la emotividad; en la outro de un tema tan especial para los artistas como es “Oreo”, DAPS no pudo contener la emoción de lo que calificó como “el mejor día de su vida”.

Foto de javi jiménez

Los artistas nos mostraron varios temas inéditos que parecieron gustar mucho al público. Uno de ellos con una base de tech house realmente pegadizo y una letra divertida, que saldrá a comienzos de junio. También nos mostró el agresivo “Pussy In My Face”, un tema del que irónicamente dijo era “filosófico”. Además, también salió a la palestra la cantante Astrid Canales, con la que DAPS y PMP han empezado a colaborar y con la que estrenaron uno de esos temas que aún no han salido.

Hablando de invitados, tuvimos también la aparición de la querida Alice Wonder, que interpretó junto a ellos su tema “Long Journey”, que por momentos dio un toque muy diferente al show al ser una canción tan melódica. También la de Iñigo Apestegui, director de los videoclips de DAPS y PMP, fotógrafo y artífice del sólo de guitarra de “Me Lo Chivó Satán”, donde se lució.

Cuando parecía que todo había acabado y los artistas se metieron hacia el camerino, la gente recordó lo que había prometido DAPS en sus redes y empezó a corear “Lil Nobita”. Fue entonces cuando cerraron el concierto por todo lo alto con el tema que comenzó todo, y que los fans se sabían al dedillo.

foto de javi jiménez

Este concierto en Madrid, aparte de ser especial por ser el primero de sus carreras, parece decirnos que esto es el comienzo de algo muy grande. DAPS y PMP han estado trabajando muy duro en el estudio y eso es algo que demostraron con su álbum. Pero ahora tienen la oportunidad de llevar esa música al directo, donde también nos han enseñado que son muy capaces. Ahora sólo hace falta esperar y ver como se comen España con cada una de sus actuaciones.

Total
54
Shares
Prev
Kodak Black abraza sus raíces en “Haitian Boy Kodak”

Kodak Black abraza sus raíces en “Haitian Boy Kodak”

Tiempo de lectura: 4 minutos

Next
Dsoko vuelve a apostar por la música en vivo en el litoral gaditano

Dsoko vuelve a apostar por la música en vivo en el litoral gaditano

Tiempo de lectura: 2 minutos

You May Also Like