Fabrik Madrid vuelve a partirnos en dos en su última 150

Tiempo de lectura: 5 minutos.
Guardar artículo

Bienvenidos cavernícolas a una nueva crónica de música hard en la que os vamos a relatar cómo nos fue en la 150 que más nos ha gustado hasta el momento. ¡Comenzamos!

Si soléis leer las entradas que publicamos hablando de las 150 de Fabrik, sabréis que en la cueva le tenemos un cariño muy especial a este tipo de fiestas. Hasta el día de hoy, no ha habido ninguna 150 en la que no hayamos salido satisfechos, ¿será por algo, no?

Hemos tenido la suerte de asistir unas cuantas veces para ver a grandísimos DJs como Coone, Sub Zero Project, Sefa, D-Block & S-Te-Fan o Sickmode, entre otros muchos.
De hecho, en la crónica que subimos de la última 150 de 2021 también recalcamos varias veces que el evento fue bestial.

Sin embargo; y esto es totalmente cierto, lo del 15 de enero fue de otro mundo… ¡Es la que más nos ha gustado!

Llegamos al recinto de la discoteca a las 23:30, y aunque siempre nos gusta quedarnos un rato en el parking para empezar bien la noche, el frío polar que hacía a esa hora en Humanes nos animó bastante a entrar dentro.

Eso sí, no hay mal que por bien no venga, porque a de 00:00 a 1:00 de la madrugada disfrutamos del fantástico set de Ender en Club Area, sala en la que nos quedamos más de la mitad de la noche. Este chico la lio bien parda… Fue una hora muy intensa que se nos pasó volando, pero mereció totalmente la pena. Su sesión estuvo cargada de uptempo, frenchcore y fake drops; y nos quedamos flipando con “Illuminati”, el nuevo track que tiene preparado.

De 1:00 a 2:00, el veterano y carismático dúo The Sickest Squad dio un recital de calidad que no se nos va a olvidar nunca. No os vamos a mentir, es el mejor set de frenchcore que hemos escuchado. Hay que tener en cuenta que estas dos leyendas llevan un montón de años en la escena del hard, y además de pinchar realmente bien, saben cómo mantener la energía durante todo el set y qué canciones poner. El french más underground hizo vibrar nuestras camisetas en todo momento, alternándose incluso con partes de psytrance. ¡Mágico!

De 2:00 a 3:00 llegó Estasia para poner la Club patas arriba. ¡Qué set más duro! A nosotros nos encanta el uptempo y los kicks extremos, y Estasia es la auténtica reina en ese terreno. Además de pinchar música reciente, distorsionada a más no poder y variada (tocando hasta terrorcore al final); esta chica nos dejó flipando con su forma de vivir la música. No paró de moverse, bailar e interactuar con el público en todo momento, y desde aquí le damos las gracias por esa hora de oro que nos regaló.

La próxima hora hubo una fusión de locos que llenó de gente el Club. El B2B entre Peacock y The Sickest Squad fue demasiado… Si ya hemos dicho antes que el set de The Sickest hizo sonar un frenchcore muy bueno, imaginaos la batalla de clásicos del género entre estos tres artistas… Nos dimos cuenta de que tanto el público como la propia gente que trabaja en la discoteca le tienen un cariño muy grande a Peacock. ¡Viva el frenchcore!

No fue hasta las 4 de la mañana cuando nos mudamos a la Satelite para llorar con Phuture Noize. Siempre decimos que es uno de los mejores productores de hardstyle que ha habido nunca, y lo mantenemos. De hecho, creemos que “electronic heartbreak”, su último EP, fue uno de los mejores trabajos de hardstyle de todo 2021. Llevábamos literalmente 4 años esperando para verle, y la espera mereció totalmente la pena. Con canciones como “Circles & Squares” se nos saltaron las lágrimas… ¡No lo pudimos evitar! Es innegable que Marco tiene un don.

De 4:30 a 5:30 presenciamos el que para nosotros fue el mejor set de toda la noche. El joven Vertile nos demostró que dentro de unos años será una leyenda del rawstyle con una sesión que pagaríamos por volver a ver una y otra vez. A pesar de que Mees se dio a conocer hace relativamente poco, su talento es tan grande que ya se le puede incluir en el saco de los mejores. Además de pinchar sus canciones, puso lo más fresco del raw y acabó nada más y nada menos que con el remix de “Seven” de Dimitri K. ¡Vertile es un genio!

Por último, Peacock volvió, esta vez a la main, para desfasar una hora más. La sala principal de Fabrik estaba a rebosar, y daba gusto ver a la gente dar puñetazos al aire con las mejores canciones de Dr. Peacock. Vale, reconocemos que con alguna de sus colaboraciones con Sefa se nos volvieron a saltar un poco las lágrimas…
Sólo le ponemos una pega a este set (la única pega de toda la fiesta): la música estaba demasiado alta. En Loud Cave nos gusta escuchar alto la música, pero creemos que el volumen esta última hora fue demasiado lejos… Intentamos ponernos en primera fila, pero el dolor de oídos nos obligó a irnos a la última línea para poder disfrutar. La intensidad del sonido era tal, que en algunos temas ni siquiera se apreciaba la melodía. ¡Esperemos que en la siguiente 150 se baje un poco el volumen!

Nos hubiese encantado ver a otros DJs como Da Tweekaz, D-Fence o Miss K8 pero, ¡todo no puede ser! Estamos más que satisfechos con la fiesta que vivimos, y seguro que tendremos la oportunidad de ver a estos artistas en un futuro.

Os dejamos por aquí un pequeño vídeo recopilatorio de lo que grabamos allí, ¡esperamos que os guste!

Desde Vertile hasta Dr. Peacock


Estad muy atentos a la web estos días, porque también subiremos un artículo analizando el próximo cartel del 12 de febrero con el takeover del I AM HARDSTYLE.

Por nuestra parte nada más cavernícolas, esperamos que hayáis disfrutado de esta entrada. ¡Hasta la próxima, familia!

Total
2
Shares
Prev
Diez artistas que explotarán en 2022: Electrónica

Diez artistas que explotarán en 2022: Electrónica

Tiempo de lectura: 6 minutos

Next
Never Say Die empieza 2022 con “Reload EP” de Leotrix

Never Say Die empieza 2022 con “Reload EP” de Leotrix

Tiempo de lectura: 2 minutos

You May Also Like