Tiempo de lectura: 7 min

El artista ingLés presenta “High Street Creeps” demostrándonos sus enormes dotes creativas recordándonos al electro del 2010

Si has ido siguiendo la trayectoria de Jon Gooch desde sus inicios, sabrás que es un productor que se ha centrado sobre todo en sonidos electro y dubstep. Al menos bajo el pseudónimo de Feed Me, ya que en su otro alter ego, Spor, se ha centrado más en el drum &bass. Pero en esta review nos vamos a centrar en ese monstruo verde de medio metro con forma de cojín. No, no hablamos de Mike Wazowsky, nos referimos al personaje que ha creado el británico para darle vida a Feed Me.

Desde que deadmau5 le descubrió con este alias, ha sido un gran apoyo para la carrera artística de Feed Me desde el principio, y por mau5trap fue por donde empezó a sacar su lado más creativo. Durante este tiempo, ha ido colaborando con artistas de la talla de Kill the Noise o Crystal Fighters, entre otros, pero una de sus facetas en la que más destaca es haciendo remezclas, donde le hemos escuchado versionar a Nero, Two Door Cinema Club, deadmau5 o incluso a Gorillaz.

Recientemente estuvo de gira con deadmau5 en el “Lots Of Shows In A Row Tour”, y se nota muchísimo que el canadiense le ha influido a la hora de crear este álbum, ya que tiene varios sonidos característicos que nos dan una sensación muy parecida a la música que creaba el ratón años atrás.

High Street Creeps” se compone de diez canciones en las cuales no ha colaborado con ningún otro productor, pero sí que ha contado con la voz de varios vocalistas y músicos que le han dado su matiz al disco, en el cual encontramos sonidos desde complextro hasta indie, tomando de base el electro house de años atrás, cuando este género estaba en auge. Esa época en la que predominaban artistas como Wolfgang Gartner o Mord Fustang, y donde empezaba a iniciarse un joven llamado Skrillex. Pero no nos enrollemos más y vamos a analizar este álbum pista por pista:

Perfect Blue
Una gran forma de empezar un álbum es con una intro, pero Feed Me ha preferido crear esa misma intro acompañando al primer tema. O sea, una gran forma de hacer que el que está escuchando vaya de cero a cien antes de llegar al clímax. Empezamos con un acorde oscuro que se va abriendo hasta que suena el arpegio. “Perfect Blue” va creciendo de una forma semejante al trance, mientras aparecen voces junto a los demás elementos.

Shimmer
Shimmer” podríamos decir que es una mezcla entre el techno que actualmente habita en mau5trap junto al electro house con el que Feed Me comenzó a abrirse paso desde ese mismo sello. Los elementos que más predominan son el bajo de sierra y los plucks que lo acompañan, además de una voz al estilo del psytrance. Durante los casi seis minutos de tema, la energía fluye sin parar. Un tema perfecto para las pistas de baile.

Sleepless
Lo que primero salta a la vista de “Slepless” es la cantidad de sonidos moduares (hechos con sintetizadores analógicos) que tiene, además de la presencia de la voz. Empieza a sonar el sonido agresivo que tanto caracteriza a Feed Me. Gran presencia del bajo, que nos acribilla sin parar hasta el punto de meternos de lleno dentro de la propia canción. El trabajo de Feed Me en cuanto a dinámica con este tema es una burrada.

Feel Love (feat. Rosie Doonan)
Toca poner un poco de pausa a toda esta energía y disfrutar de la voz de Rosie Doonan. Con “Feel Love” es imposible que no notes la influencia de deadmau5, ya que el sonido del drop nos recuerda mucho a “Faxing Berlin”, como ya os contamos en nuestro Selection 125. Sensaciones positivas sobre un tema muy tranquilo, para disfrutar escuchando. Otro de los detalles que destaca, y mucho, es la enorme cantidad de reverb que tiene la voz, la cual le da una profundidad que nos pone los pelos de punta.

Barrel Roll
Volvemos con la energía y un sonido electro muy peculiar. La nostalgia nos invade por dentro al escuchar “Barrel Roll” ¿Os acordáis de esos tiempos en los que este género sonaba por todos lados? Pues aquí tenemos a Feed Me, recordándonos lo bien que lo pasábamos y lo mucho que lo disfrutábamos. Por si fuera poco, nos incluye unos compases a ritmo de dubstep para sorprendernos aún más. ¡Echábamos de menos el complextro!

Till the Wheels Come Off (feat. Graham Fink)
Graham
Fink es un guitarrista y cantante con una calidad enorme. Así lo demuestra en “Till the Wheels Come Off”, a base de una voz profunda y agradable, que combina perfectamente sobre los sintes de esta pista. La melodía nos aporta también ese toque nostálgico que, junto a la letra de la canción, es difícil que no llegues a sentir cómo aflora algún sentimiento dentro de ti.

Satanic Panic
Energía hasta decir basta. “Satanic Panic” tiene la otra cara del complextro que no tiene “Barrel Roll”, el toque melódico de los sintes agudos y los acordes, al más puro estilo de los inicios de Feed Me. Digno de cualquier un tema para cualquier videojuego de carreras, se mantiene desde el inicio de la canción hasta el final con la misma vitalidad. Antes de acabar, volvemos a encontrarnos esa percusión a ritmo de dubstep como vimos anteriormente.

Pumpkin Eyes (feat. Chaney)
Esta vez nos encontramos con un sonido mucho más indie mezclado con el electro que caracteriza a Feed Me. Empezamos con un bajo eléctrico y la voz de Chancey, que nos acompañan hasta el drop de “Pumpkin Eyes”, donde empiezan a sonar los sintes junto a una guitarra acústica. Una mezcla de instrumentos eléctricos como instrumentos de cuerda, acompañados de la voz, y a un ritmo más calmado.

Own Ghost
Own Gost” nos mete de lleno en la ciencia-ficción y el cyberpunk. Volvemos a los sintes modulares y a una voz que se repite mientras va de un lado al otro de nuestros oídos sin parar, creando incluso una sensación de ansiedad, positivamente hablando. Con esta pista, Feed Me nos muestra su parte más experimental haciendo que nos imaginemos una película futurista. Los sintes del break, además, nos dan esa melodía de la que carece en gran parte este tema, pero que se solventa gracias a eso.

Defiant (feat. Lindsay)
Toca poner punto final, pero había que hacerlo por todo lo alto. La voz de su amiga Lindsay tiene justo esa chispa que le viene de maravilla a un tema electro como éste, y el resultado lo podéis escuchar vosotros mismos. Melodía y energía también pueden ir de la mano, y la prueba es este “Defiant”. Dos minutos y medio de break hasta llegar a un clímax increíble. Pero es que, por si fuera poco, el segundo break te da esa pausa necesaria para para acabar rompiendo con una energía indescriptible. ¡Menudo cierre!

Sin duda, la unión de nuevos sonidos junto a las sensaciones nostálgicas tal y como nos lo presenta Feed Me en este “High Streets Creeps” es sensacional. Pero también queremos saber qué piensas tú al respecto. ¿Cuál es tu tema preferido de este disco? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes!

Y por supuesto, antes de acabar, aquí te dejamos la playlist con todo el disco para que lo escuches del tirón. ¡Disfruta!