Petit Biscuit sigue creciendo con su álbum ‘Parachute’

Tiempo de lectura: 2 minutos.
Guardar artículo

El joven productor nos reveló el pasado viernes su último álbum. Donde dado su historial las expectativas estaban muy altas, incluso demasiado para un artista de edad tan temprana.

El motivo por el que la inmensa mayoría conocimos al francés Petit Biscuit tiene nombre y apellido, ‘Sunset Lover’. Ese track que ha sonado hasta la saciedad y que todo el mundo ha escuchado alguna vez, ya sea de forma propia o a través de algún post en redes sociales.

Tras el lanzamiento de su primer álbum de estudio ‘Presence’ con apenas 18 años el artista se consolidó de una manera insólita. Augurándole incluso ser uno de los máximos precursores de la electrónica en Francia dado su estilo tan característico y novedoso en lo que respecta la actual tendencia que rige en estos momentos la música electrónica.

Tras el desenfreno que trajo consigo el lanzamiento del primer álbum y su posterior gira. El artista decidió tomarse un tiempo de introspección y reflexionar sobre su música. En palabras del propio artista: “Necesitaba aislarme para concentrarme en la música”.

Tras esa tregua para la meditación interna y definidos sus conceptos musicales, Mehdi se puso manos a la obra en su segundo álbum ‘Parachute’. Donde hemos sido testigos de la evolución creativa del francés. Un artista que con tan solo 20 años cuenta con un arsenal de recursos musicales envidiable.

Analizando dicho LP somos conscientes de ese momento de introspección de sufrió el artista. Vemos un crecimiento musical entorno a las producciones del artista, con una instrumentalización variada y el empleo de su propia voz en algunos temas. Nos encontramos con sonidos sutiles, elegidos cuidadosamente, para crear un ambiente cálido e incluso abrasador en aquellos temas mas pisteros. Detectamos una línea de bajos bien delimitada que no desentonan con el resto de sonidos, tomando su papel principal en el momento necesario del track y que ayuda a no romper la atmosfera tan única que ha creado el artista. Reseñamos la colaboración con el estadounidense Diplo, que aporta su toque propio en el ambient de Petit Biscuit de manera ejemplar. Nos encontramos de nuevo ante un acontecimiento importante en la carrera de Petit Biscuit, que ha sido capaz de reencontrarse siendo fiel a su concepto de música y a sus preferencias musicales. Un artista innovador y excepcional donde los haya.

Total
0
Shares
Prev
¿Estamos llegando a un límite de dureza en la electrónica?

¿Estamos llegando a un límite de dureza en la electrónica?

Tiempo de lectura: 9 minutos

Next
Netsky se reinventa en “Second Nature”, su último álbum

Netsky se reinventa en “Second Nature”, su último álbum

Tiempo de lectura: 5 minutos

You May Also Like