Tiempo de lectura: 4 min

El productor británico Tourist busca inspiración en otra dirección que le ha hecho destacar tanto como en su debut.

El británico William Phillips aka Tourist acaba de lanzar su segundo largo de estudio, “Everyday”, una obra en la que el productor continua el legado que dejó con su gran debut de 2016, “U”. Este fue el álbum que le dinamitó como uno de los productores más interesantes en el panorama alternativo gracias a una brillante mezcla de garage house con elementos electrónicos muy personales. A lo largo de sus tracks, el productor no hacía más que canalizar de una manera brillante el simple sentimiento de desamor que tenía en el momento.

Es 2019 y Phillips se ha casado, ha sido nominado a un Grammy por la co-autoría de un tema de Sam Smith y se siente pleno en su parte de la vida más “laboral” por poder dedicarla a lo que le gusta, según alega: “Everyday es el resultado de mi mismo disfrutando del proceso creativo de hacer música, explorando cómo me hacen sentir los sonidos”. Todo esto ha resultado en un segundo álbum de estudio diferente a ese “U”, mucho más introvertido y que Tourist ha recargado de una energía diferente e igualmente especial, con pocas palabras aunque muy expresivo con los elementos que lo conforman que además engranan todos los tracks de manera pulcra como si de uno solo se tratase.

Los primeros temas de este segundo LP, “Awake” y “Emily”, nos inundan en un sentimiento cálido. El conjunto de sonidos distorsionados parecen recordar a un conjunto de pensamientos difusos y caóticos, que poco a poco van liberando la base melódica en la que se apoyan para que evolucione en el segundo track de una manera melancólica, y nos deja una sensación reconfortante, como si después de haber tenido tanto en la cabeza al fin nos hubiéramos tranquilizado. Tras estos llega “Someone Else”, probablemente una de las canciones más bellas que ha hecho Tourist en toda su carrera. La progresión melódica, la manera de fundir elementos electrónicos y orgánicos para que juntos eleven al oyente, el uso de elementos más pequeños para que sirvan de catalizadores sin robar el protagonismo a la línea principal… todo funciona a la perfección.

En “Love Theme” encontramos la única colaboración que ha hecho Tourist para su álbum, un tema que creó inicialmente la inglesa Shura y a la que dio un giro de 180º para transformarlo en este banger housero que sea tal vez, por su extroversión, el que más recuerde al anterior LP de Phillips. Tanto “Pieces” como “Gin Under The Sink” mantienen la estética del álbum de melodías simples, aunque ambas gozan de un mayor uso de samples vocales modificados y un patrón rítmico más abundante.

“Apollo” tiene un comienzo atmosférico que se abre a un conjunto de beats arenosos acompañados de melodías graves. Este es también un tema en el que la presencia electrónica se hace ver más en la línea de “Love Theme” o la brillante “Violet”, que mantiene la energía en un nivel mucho más alto. “Hearts”, por su parte, es un tema más neutro que no trata de destacar aunque no por ello hay que prestarle menos atención a todos los detalles que incorpora a lo largo de sus más de 4 minutos que poco a poco lo hacen evolucionar sin darte cuenta. Finalmente, “Affection” cierra el disco a modo de torbellino emocional en el que Tourist “va lanzando” un buen número de sintetizadores y voces.

No os vamos a engañar, aunque teníamos nuestras dudas de que el productor estuviera a la altura de su debut con este nuevo proyecto, cuando juntas todas las piezas y terminas de escuchar el álbum entero todo cobra sentido y te hace pasar por una experiencia muy especial. Phillips puede estar orgulloso de haber conseguido otro tanto para su gran historial. Ya puedes escuchar “Everyday” al completo a continuación: