Tiempo de lectura: 5 min

Uno de los festivales más conocidos del globo desvelaba ayer su line up, compuesto por tantos estilos qué puede atraer y presumir de ser el festival  más potente en muchos ámbitos musicales. California disfrutará de pop, urbana y electrónica como atractivos principales.

Como principal atracción esta claro qué Time Impala y su psychedelic indie/rock sumado a Ariana Grande como figura pop más importante del festival y referencia número uno de este género el año pasado, con un álbum reciente bajo el brazo y otro en los próximos meses se convierte así cuarta mujer en la historia en encabezar el cartel de Coachella. Por otro lado sabemos que Time Impala está preparando música así nos lo ha hecho saber consequence of sound ya que su último álbum fue allá por 2015 “Currents”.  A estos dos tremendos artistas se suma la jovencisima Billie Eilish de 17 años qué desde los 15 lleva arrasando con su particular pop intimista y su single “Bellyache”, se espera álbum debut para este año. Janelle Monae también figura en este line up de escándalo recordemos que su álbum fué uno de los trabajos más valorados por la crítica del pasado año, sobre el empoderamiento de la mujer. La banda británica de moda The 1975 también se une a la fiesta, siendo otro gran reclamo. Seguido de CHVRCHES, BLACKPINK siendo el primer grupo coreano en la historia en incorporarse, con su K-pop, Kacey Musgraves la estrella de country/pop americana, Christine & The Queens y los cantantes noveles con gran ascendencia el pasado año como son: Ella Mai, Maggie Rogers, King Princess, Tierra Whack, H.E.R., Clairo y nuestra querida Rosalía, con “El Mal Querer” on tour.

Otro de los estilos dominantes en el cartel de Coachella es obviamente el urbano. Con Childish Gambino como artista a la cabeza su éxito “This Is America” terminó de asentar su carrera y este año ha sido de los más aclamados para contrataciones. Anderson .Paak con un disco recién estrenado pondrá el broche de oro de los nuevos talentos, junto a Jaden Smith el hijo de Will Smith está en la cima, ningún festival errará en contratarle y 88GLAM con su estilo trap tan personal y underground J Balvin como representación latina y en su mejor momento con unos cuantos grammys debajo del brazo pondrá a bailar a toda california. El más qué conocido Wiz Khalifa, Kid Cudi, Pusha T pondrán la madurez al género urbano con su experiencia y trayectoria en los escenarios. Mr Eazi representante del dancehall a nivel mundial. Khalid una de las figuras de la música pop/urbana del momento y con su álbum “American Teen” arrasando en todos los charts, “X100pre” on tour aterriza en Coachella de mano de Bad Bunny. YG y Playboi Carti también son una gran apuesta para los amantes del nuevo movimiento urbano de Estados Unidos.

En lo que respecta a electrónica, el festival norteamericano deja claro porque es uno de los referentes mundiales. Desde el bass hasta el techno, pasando por el mainstream. Al igual que en los otros grandes géneros, la electrónica es representada por una cantidad enorme de artistas que, ademas de numerosos, llenarán el festival de personalidad y calidad.

Dos adjetivos muy acertados, ya que este año en Coachella estarán presentes artistas muy destacados del pasado 2018 en sus respectivos géneros. Hablamos de los Tale Of Us, RÜFÜS DU SOL, Camelphat, Adriatique o Yotto en el techno y el deep house, presentes en nuestros Loud Cave Awards gracias a sus grandes trabajos en forma de lanzamientos y álbumes. A éstos se les suman otros pesos pesados de estos géneros como Cirez D, Nora En Pure, Amelie Lens, Hot Since 82, Stephan Bodzin o el autor del tema tech house por excelencia en el momento. Fisher con su “Losing It”.
Un festival de esta talla también tenía que contar con las caras más visibles de la escena mainstream. DJ Snake, Diplo, Zedd y Gryffin aterrizan desde lo más alto para cubrir estas plazas. Éxitos mundiales como “Taki Taki”, “The Middle” o “Welcome To The Party” les avalan. Cabe destacar la gran labor del norteamericano Diplo, que ha explorado varias facetas musicales durante 2018. Entre ellas Silk City, su proyecto con Mark Ronson o LSD, la banda formada por el propio Diplo, Sia y Labrinth, que además tiene un álbum entre manos. Y qué deciros de Gryffin, otro de nuestros candidatos en los Loud Cave Awards para esta categoría.  Con un magnífico 2018 a sus espaldas, su magia hablará por sí sola en Coachella.
Por último, el otro gran bloque que cuenta con amplia representación en esta edición de Coachella es el bass. Además de la participación colateral de Diplo y Snake, también contaremos con la presencia de Dillon Francis, otro de esos productores atrevidos y polivalentes que tanto nos gustan. Y esto no es todo, encabezando el sábado, el norteamericano Bassnectar nos hará vibrar con su característico y contundente sonido, y quien si sabe si con un nuevo álbum bajo la manga... Junto a estos, nombres como el de Kayzo, NGHTMARE, Ookay o Aphex Twin completan un elenco de artistas digno de envidiar por cualquier otro festival del mundo.

Nos dejamos a muchos en el tintero, si, pero… ¿Acaso os habéis parado a echar una ojeada al inmenso cartel de Coachella 2019? Más de una grata sorpresa os espera, así que… !Ya estáis tardando en ir a descubrirlas!