Tiempo de lectura: 3 min

El estadounidense es ya una de las mayores joyas de Never Say Die y este EP es otra muestra de ello.

Era hace poco más de un año la primera vez que Kompany aparecía en Never Say Die con su tema “Overheat”, desde ese momento no le hemos perdido la pista y hemos visualizado su meteórico ascenso. Dos EP’s en el sello, colaboraciones con Wooli, TYNAN, Terravita, remixes a Illenium, Snails, BTSM… Todo esto y más fue el 2018 para Kompany, pero escuchando este “Metropolis EP” no parece que 2019 se vaya a quedar atrás.

Con sus temas a medio camino entre el dubstep y el hybrid trap, su originalidad y su calidad Kompany es ya uno de los artistas más en forma de NSD sino el que más, y este EP sin duda lo confirma:

“Firewall” es el tema que abre el EP y directamente puede puede que sea el mejor del mismo. El track comienza con una intro enigmática que da paso a un build up aun mejor, pero sin duda lo que se lleva la palma en este “Firewall” son los increíbles drops. Un heavy dubstep que nos hace vibrar en el primero y su mezcla con ritmos trap en el segundo forman esta maravilla de tema.

Con “Seething” llegamos al segundo track del EP y al primero en el que escuchamos el estilo de hybrid trap de este artista, que quedó por todo lo alto el año pasado con “Override” y “Extraterrestial”. En este caso la originalidad vuelve a salir a la luz, sobre todo en el segundo drop en el que el tema pasa a ser midtempo, un género de moda últimamente y que Kompany ha sabido llevar a su campo a la perfección. 

Con “Take It All” cambiamos de registro y escuchamos primeramente una intro que cuenta con las vocales de Karra. En cierto momento parece que lo que vayamos a escuchar sea un tema de future bass, pero de nuevo el gran dubstep del artista sale a flote. De nuevo es el segundo drop el que nos fascina ya que es en este en el que el diseño de sonido reluce para crear en definitiva un señor temazo.

Para finalizar tenemos “Last Man Standing” junto a Virus Syndicate. Como es lógico, el tema comienza con las vocales de rap de Virus -al que hemos visto colaborar con artistas de dubstep en muchas ocasiones- y continúa con un drop esta vez de riddim. Quizá este pase mas desapercibido que el resto de temas, pero es un ejemplo más de la variedad que maneja este artista.

Como habréis podido comprobar, Kompany tiene técnica e imaginación de sobra para impresionar tema tras tema y, al menos a nosotros, no nos sorprenderá verlo en lo más alto de la escena dubstep de aquí a un tiempo, que puede que sea más temprano que tarde si sigue por este camino.