Tiempo de lectura: 2 minutos

Málaga sigue creciendo en la escena bass gracias a Bass Invasion. Tras darnos la oportunidad de ver a artistas de gran calibre como Phace, Original Sin, James Marvel o DC Breaks, una vez más, nos traen artistas top a nivel mundial.

El sábado pasado tuvimos la oportunidad de disfrutar de una noche cuanto menos intensa, gracias a los compañeros de Bass Invasion, organizadores de la fiesta y que nos invitaron a gozar de un magnífico evento cargado de drum and bass, y artistas de primer nivel. En las siguientes líneas podréis leer como se desarrolló el evento y cual fue nuestra experiencia desde dentro del mismo.

Comenzaba el evento pero la gente aun no estaba animada y la sala no se llenaba hasta que llego a cabina el joven Hedex. La promotora malagueña apostó por el jump up y no tuvo mal resultado ya que con él la sala empezó a llenarse. Vimos al británico disfrutar poniendo los mejores temas y remezclas del momento. No solo pudimos escuchar jump up sino también bass house, algo que nos sorprendió bastante. La técnica exhibida por este joven fue brutal, variando entre el jump más bailarín hasta el más dirty. 

Continuaba la noche con Loadstar. Esperábamos un set estilo RAM Records, pero nos sorprendió. El artista -ya que solo vino uno- puso la sala patas arriba con neurofunk. Un set cargado de dobles drops, algún que otro clásico como Mr Happy y temazos como Work for Nothing, Clublife (Prolix Remix) y Gambino (InsideInfo Remix). Los invasores estaban dándolo todo y no se esperaba menos.

El encargado de continuar con los mandos de la sala fue Kursiva, nuestro nacional con gran proyección. El nivel del artista cada día va a más, lanzando sus temas por los mejores sellos internacionales. Pudimos disfrutar de unos 40 minutos del mejor neurofunk del momento. El joven se hizo notar con un set top, a su vez la sala continuó con la intensidad que tenía para darle paso a State Of Mind. Pat, uno de los integrantes del dúo, supo como saciar al público. Tuvimos la oportunidad de disfrutar de un magnífico set. Él disfrutaba con el público y a su vez éstos de él. La conexión entre artista y publico fue maravillosa. En este set pudimos disfrutar de grandes temas como Bass Symptom, Foodchain y, como no, temas de su último EP como Foul Play.

La noche pasaba y los invasores querían más. El encargado de cerrar fue Regun, integrante del colectivo Black Monsta que pese a pinchar muy poco tiempo, fue capaz de darle la energía suficiente a los asistentes como para que éstos pidieran más temas. Varios miembros de este sello participaron en este evento dándolo todo cosa que nosotros, el público, agradecemos ya que demuestran que esto no es solo música. No podemos cerrar esta crónica sin darle la enhorabuena al MC, Dohiser, que hizo un trabajo fabuloso y que trabajó como el que más. Para finalizar, también hay que darle merito al público, que pese al cansancio tras varias horas de frenesí aguantó hasta el final en lo que fue gran noche.

Invasores, ya tenemos cita para la próxima entrega que será el 24 de Noviembre. ¡Allí nos vemos!