Tiempo de lectura: 5 min

Hace unos días se ha celebrado el día mundial de la salud mental, destinado a desestigmatizar este grupo de patologías. En este artículo ahondamos sobre su importancia en la música.

Ansiedad, depresión, trastorno bipolar, manía… todas ellas y muchas más son enfermedades mentales, las cuales afectan a 1 de cada 4 personas y puede que conozcas más de cerca o más de lejos. Aprovechando su protagonismo hace nada por el día mundial de la salud mental hemos querido arrojar algo de luz sobre la importancia de esta en la música ya que cada vez son más los productores y artistas que se abren con respecto al tema o sufren sus malas consecuencias.

Con motivo del mencionado día, Lady Gaga y el presidente de la Organización Mundial de la Salud Adhanom Ghebreyesus han escrito una carta abierta vía The Guardian en el que muestran datos de las enfermedades mentales a día de hoy, con escalofriantes cifras como que haya 800.000 de suicidios al año y que esta sea la segunda causa de muerte en poblaciones de entre 15 y 29 años, siendo a los 14 cuando comienzan a aflorar el 50% de los casos reportados. Además, eniendo en cuenta que todavía se trata de un tema tabú sobre el que mucha gente teme hablar por miedo a la vergüenza o al rechazo, se puede decir las cifras reales de diagnóstico y prevalencia de estas se encuentran aún muy por debajo de su realidad.

Para entrar un poco en contexto, se trata de un conjunto de trastornos causados por una suma de agentes ambientales (véase el impacto del entorno, familia, amigos, trabajo e incluso la personalidad de cada uno) y genéticos (los cuales en muchos de los casos predisponen a las personas no solo a sufrir estas enfermedades sino que afecta a otros aspectos secundarios como el hecho de caer en malos hábitos). Teniendo esto en cuenta y sabiendo el ritmo de vida que llevan muchos DJs y productores (noches sin dormir, lejanía de sus seres queridos, horas de trabajo irregulares, viajes y giras con complicadas fechas…) no resulta raro en absoluto que muchos de ellos acaben siendo afectados por alguna de estas patologías.

Estamos en un buen momento como sociedad ya que tanto los artistas como la población general están comenzando a abrirse con el tema, compartir sus sensaciones y buscar comprensión en ellas, además de cuidarse en este aspecto. No hay que irse muy atrás para comprobarlo: en el último mes Hardwell ha anunciado una retirada de los escenarios por encontrarse demasiado abrumado, Mac Miller ha fallecido por sobredosis, Selena Gómez ha tenido que ingresar en un centro especializado por la ansiedad que le está causando el lupus y su trasplante renal, y Deadmau5 pretende mantenerse al margen de las redes sociales por un tiempo aún indefinido, al igual que otros directamente eligen no mostrar su vida en estas para no ser objeto de críticas. Los artistas no son máquinas preparadas para ignorar, y al igual que nos pasa al resto, cuando la gente opina a ellos les llega y van a reaccionar para bien o para mal. Esto es un punto clave en el que nosotros los seguidores tenemos una voz decisiva a la hora de mantener una buena comunidad: criticar de una manera constructiva y no faltar el respeto de artistas ni de nuestros iguales por tener opiniones distintas son dos mantras que deberíamos repetirnos todos los días.

Cuando los DJs se encuentran de gira, entran rápidamente en una espiral de vida nocturna y fiesta. Si no poseen la madurez, te encuentras débil mentalmente o no se tiene el control suficiente, el alcohol y otras sustancias a las que están diariamente expuestos se convierten rápidamente en un mecanismo de adaptación, supervivencia o vía de escape que resulta difícil ignorar. De esta manera se puede establecer así una rutina, la cual lleva al exceso y a la dependencia, en la cual una vez se ha entrado puede ser más o menos difícil salir dependiendo de muchos factores, como hemos mencionado, unos controlables y otros no. En otras palabras, si, la adicción a sustancias también se considera dentro del grupo de las enfermedades mentales y no es una mera elección de vida. Por ello, desde aquí queremos romper una lanza por aquellos artistas como Avicii o recientemente Mac Miller que han perdido la guerra contra las drogas y otros como Demi Lovato que aún se encuentran en plena batalla.

Es hora de comenzar a ser menos presuntuosos y no criticar a la ligera a aquellos artistas han tenido problemas relacionados con esto. Uno de los estigmas en cuanto al tema que estamos abordando en esta entrada es la desinformación y falta de comprensión de ideas que muchas veces llevan al público a hablar sin saber y a hacer más leña del árbol caído. Este es otro de los aspectos mencionados en la carta de Gaga y el presidente de la OMS: la salud mental recibe menos de un 1% de la ayuda global para ayudar a su tratamiento y promoción; e instan a los gobiernos a desarrollar programas en los que ayuden a comprenderlas y prevenirlas. Podemos concluir con que nos encontramos en un momento clave que consideramos una etapa de transición con respecto a las enfermedades mentales. El tabú se está rompiendo, y cada vez más gente, artistas o no, se abren con sus familiares y amigos en busca de comprensión y ayuda, y es por esto por lo que el respeto y la empatía tienen que ser puntos clave para tratar la salud mental.