Tiempo de lectura: 4 min

Poco a poco, productores que llevaban años siendo poco conocidos están ganando cada vez más popularidad gracias a lanzamientos en sellos de primer nivel. Esta semana le ha tocado el turno a Samplifire y es imprescindible hablar sobre ello.

Ha llevado tiempo pero por fin Samplifire lanza un EP en Never Say Die. Si bien es cierto que ya había aparecido en alguna ocasión dentro de los famosos Black Friday, para nosotros este es su verdadero debut dentro del sello. Un productor con una capacidad de innovación y una originalidad tan elevadas merece todas las oportunidades que se le puedan brindar. Ya demostró el año pasado en su EP en Round Table -el subsello de Disciple- que sabe aprovechar sus momentos de gloria. Y lo ha vuelto a hacer.

“Mancubus EP” constituye toda una exhibición por parte de Samplifire, donde cada sonido deja la sensación de ser nuevo, de no haberlo escuchado antes en ninguna otra parte. Además, tiene especial mérito que consiga este efecto sin complicar excesivamente el diseño o ser muy extravagante. Lo único que ha necesitado es ese carisma innato que siempre tienen sus temas y al que nos tiene acostumbrados desde hace años. Por supuesto, no os pedimos que os creáis todo eso sin más así que, sin más dilación, vamos con el análisis de los cuatro temas que componen este EP:

Samplifire – Depths of Hell
El tema que abre el EP es casualmente uno de nuestros favoritos. La intro tiene multitud de elementos que la hacen atractiva desde el primer momento, como una pegadiza melodía, un llamativo ritmo o varios samples de voz muy reconocibles. Además, todo esto desemboca en un intenso build up con guitarras eléctricas que prepara a conciencia a tus oídos para lo que se avecina, que no es otra cosa que un poderosísimo drop. A lo largo de todo el EP veremos la forma tan acertada que tiene Samplifire de estructurar sus drops: comienza con mucha energía y sonidos que buscan sorprender y después inicia otro build up para cambiar por completo el diseño en la segunda parte. Podría detenerse aquí y limitarse a repetir más tarde el primer drop con pequeñas variaciones, pero eso no va con el estilo de Samplifire. Os recomendamos encarecidamente que no acabéis ningún tema -especialmente este- sin haber escuchado el segundo drop.

Samplifire – Cash
En nuestra opinión este es el tema menos llamativo de este EP, aunque en cualquier otro podría ser el tema estrella. Quizás nos lo parezca porque el recurso de melodía sencilla acompañada de ritmo de trap está demasiado visto hoy en día, pero reconocemos que en este caso está bien empleado y no resulta molesto. Por otro lado sus drops, aun utilizando la estructura que mencionábamos antes, suenan algo más vacíos que el resto y su atractivo se limita al carisma de cada sonido individual. Nos sigue pareciendo un buen tema igualmente, solo que es el más susceptible a una crítica mínima.

Samplifire – Mancubus
El tema que da nombre al EP es una de las mejores piezas del mismo y probablemente la que más veces hemos escuchado. Desde el comienzo consigue transmitir una atmósfera extraña y difícil de ubicar que se mantiene incluso de manera leve durante los drops. Deteniéndonos precisamente en esos drops podemos observar nuevamente esa estructura que describíamos en “Depths Of Hell” y en la que llevamos insistiendo todo el análisis. La razón de tanta insistencia reside en lo muchísimo que nos ha gustado esta idea. Sería increíblemente enriquecedor que otros productores la adoptasen y de alguna manera se estandarizase ese plus de creatividad que implica variar en cada segmento. Es imprescindible escuchar este tema entero sin saltar ninguna parte, incluyendo la outro, que también merece una mención especial. Como curiosidad, “Mancubus” es el nombre de unos de los demonios más emblemáticos del videojuego “DOOM”. De hecho, justo antes del drop puede escucharse el sonido que emiten los demonios durante el juego en las dos primeras ediciones.

Samplifire – Don’t Try Me
El cierre de este impresionante EP lo pone este tema, el cual nos ha recordado considerablemente al estilo más clásico de Samplifire. Una atmósfera oscura e indeterminada recubre el largo y progresivo build up, que culmina en un estridente -pero no desagradable- drop que recuerda a otros temas más antiguos del productor francés. Puede que precisamente por eso no destaque por encima del resto, pero nos parece sin duda alguna un tema muy sólido y un final perfecto para este impresionante trabajo.

Resumiendo, nos atrevemos a decir que “Mancubus EP” es una de las mayores y mejores sorpresas que nos ha dado el dubstep en más de medio año. Esperamos que Samplifire obtenga el reconocimiento que merece y su creatividad sirva de inspiración para otros productores. Acabamos de terminar este análisis de su música y ya estamos deseando que llegue el siguiente.