Tiempo de lectura: 6 min

Tras trabajar durante meses en cada uno de los 12 temas que componen este gran “album1”, llegó por fin el momento de que podamos disfrutar de ellos. San Holo es un productor diferente y esto se ha visto plasmado como no podía ser de otra manera en su propio álbum.

El trabajo por parte del holandés ha sido completo. Él ha compuesto sus canciones, escrito las letras, cantado en numerosas canciones… Todo esto de la mano de diferentes colaboraciones que encontramos entre las doce canciones. Una prueba más de que el talento musical que tiene este chico es innato, y que su estilo no se parece en nada al resto. Trabajando duro estos años con bitbird por estandarte, probablemente este álbum simbolice un resumen de lo que ha significado para él una evolución en su carrera de artista. Toca disfrutar del San Holo más tranquilo, el cual enfoca sus producciones hacia sus shows en liveEsto lo tenemos muy presente en cada una de las piezas, ya que el holandés ha pasado de producir temas que transmitían más energía a otros en los que las vocales y los instrumentos son los protagonistas. A lo largo de cada uno de los temas que conforman este “album1” notaremos dicho cambio, el cuál se ha realizado progresivamente estos meses atrás.

¿Listos para conocer “album1”? ¡Vamos a ello!

Comenzamos agosto con el lanzamiento de “worthy” y “lift me from the ground”. Estos dos primeros temas eran el adelanto de “album1”. La primera pieza ya nos indicaba el estilo que iba a tener el álbum; vocales, suaves y tiernas melodías, una estructura general sin sobresaltos… Una directriz que evidentemente se cumpliría también en “lift me from the ground”, aunque si es cierto que esta canción se aproximaba más al old San Holo, teniendo en cuenta los sonidos y la energía que transmite.


Estos dos temas no serían los únicos que verían la luz antes del lanzamiento del álbum al completo; “brighter days” junto a Bipolar Sushine salió antes del comienzo de septiembre. Sin duda alguna, esta pieza nos sorprendió positivamente, ya que el buen rollo que transmite es brutal. De nuevo es San Holo el vocalista, protagonista principal de prácticamente la canción al completo. Destacar los sonidos de ambos drops, los cuales rompen bastante con todo lo que escuchamos convencionalmente. Aunque teniendo en cuenta que estamos ante una producción del holandés, esto no debería sorprendernos.

Ya conocíamos por tanto tres de los doce temas que formarían “album1”. Fue ayer 21 de septiembre cuando pudimos disfrutar del resto de trabajos. “Everything matters (when it comes to you)” comienza con lo que podía ser perfectamente una pieza de lofi hip hop. Nos sorprende que no tenga vocal alguna, únicamente se repite el nombre de la canción durante escasos segundos. San Holo nos demuestra que se puede llegar a transmitir bastante igualmente sin voces ni acompañamientos. Únicamente un sonido que va evolucionando a lo largo del tema, guitarras y una suave percusión que marca los tiempos.

“Show me”, “go back in time” y “vestal avenue” son tres canciones con una atmósfera musical similar. Sin alteraciones ni irrupciones violentas; una evolución escasa a lo largo del tema. Aquí las protagonistas son las melodías, a las que se le incorporan determinados sonidos que entrelazan de una forma sensacional. Sólo tenéis que cerrar los ojos y disfrutar de la magia de San Holo. Puro sentimiento en forma de música electrónica.


Con las colaboraciones encontramos piezas que difieren un poco más de la esencia general de “album1”. “Always on my mind” junto a Yvette Young y el mítico vocalista James Vincent McMorrow. Decimos mítica ya que no hemos podido olvidar esa voz desde que San Holo lanzó “The Future”, uno de sus grandes éxitos, en el que James Vincent McMorrow era vocalista. “Always on my mind” posee una estructura bastante peculiar, ya que el primer drop rompe a los 20 segundos, para luego tener tras este una prolongada melodía que nos deja boquiabiertos. Entran en escena violines, y qué maravilla…  Tras estos un breve inciso de vocal y un segundo y último drop que remata por completo la pieza.

Continuamos con “love (wip)”. De nuevo una canción que rompe por completo con cualquier estereotipo musical. No encontramos vocales ni sonidos estridentes, simplemente la evolución de una sencilla melodía. Un primer drop más acelerado con respecto al último, en el que los tiempos se pausan aunque tengamos el mismo tipo de sonido… Variaciones que hacen diferentes este tipo de piezas.

Con respecto a “voices in my head”, junto al ya conocido en bitbird The Nicholas tenemos probablemente uno de los temas más destacados de “album1”. En cuanto al tipo de canción y los sonidos que la componen, tenemos la cara más habitual de San Holo, alejado en este caso de su faceta más experimental. 3 drops forman este tema; uno prácticamente al inicio, sin apenas introducción, y los otros dos siguiendo el cauce usual de la pieza. Es indudable que estos dos talentos ya están acostumbrados a colaborar juntos, y eso se nota en el resultado final; impecable.

Otro fijo de bitbird, Duskus, no podía faltar en este álbum. Nos encontramos ante el tema más largo de los doce; algo más de seis minutos. Completamente diferente al resto en cuanto al estilo; ritmos marcados en ambos drops, acompañados de una vocal chopeada que enuncia constantemente el nombre de la canción. Si nos tuviéramos que quedar con algo en concreto sería con la segunda melodía y el build up previo al último drop. ¡Pura maravilla!

Terminamos este peculiar análisis con “surface”, junto a Caspian. Energía, sentimiento, elegancia y belleza son las cuatro palabras que resumen al completo lo que nos transmite esta pieza. Sólo tenéis que cerrar los ojos y disfrutar de lo que es talento musical en forma de música electrónica. Una de las canciones más destacables del álbum, sin duda alguna. De hecho, nos recuerda al San Holo que dio el salto hace unos años, en cuanto a estructura, sonidos y potencia. Y eso es algo que nos encanta.

Os dejamos por aquí un vídeo que subió ayer San Holo a su Instagram anunciando que “album1” estaba ya a la venta y todo lo que significaba para él.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

album1 is out now ❤️🕊

Una publicación compartida de San Holo (@sanholobeats) el

Además, este “album1” trae consigo un tour, en el cual San Holo contará con diversos invitados especiales. ¡Una prueba más del reconocimiento internacional que tiene ya este gran artista!

Esto es todo. Quizás nos han faltado colaboraciones con artistas como DROELOE o Taska Black, dos de los grandes estandartes de bitbird. “album1” simboliza sin duda alguna una prueba de que San Holo está desarrollando cada vez más su faceta más experimental. En ocasiones echamos de menos al antiguo San Holo, el que despuntó con temas como “Light” o “We Rise”. Pese a ello, no podemos dudar de que para nada estamos ante un bajón de calidad, simplemente una forma diferente de hacer las cosas. El sonido se mantiene, pero no su forma de desarrollarlo.

¡Ahora sólo os queda a vosotros disfrutar del álbum al completo!