Camelphat se coronan con su primer álbum de estudio ‘Dark Matter’

Dentro de la heterogeneidad que compone la música electrónica es reseñable que existen artistas capaces de traspasar los subgéneros más antagonistas dentro de la electrónica para conseguir aunar a todos en torno a su talento. Un ejemplo evidente de este potencial son Camelphat, que acaban de lanzar su primer álbum.

Es evidente que Dave y Mike no necesitan presentación y se bastan con su arsenal de éxitos, cosechados la mayoría en la pasada década, para mostrar el calibre de artistas a los que nos estamos exponiendo. Incluso me atrevería a decir que, incluso aquellos que no son seguidores de la música electrónica sabrían reconocer alguno de sus tracks. ‘Cola’ ha contribuido mucho a ello.

Estamos ante unos artistas consolidados más consolidados a nivel mundial, que han logrado crear un sonido propio e identificativo, algo realmente complicado en la escena. Su progresión ha sido envidiable, desde su lanzamiento de ‘Siren Song’ en Axtone y ‘Constellations’ en Spinnin’ hasta su famosísimo ‘Cola’, nominado a un Grammy en 2018, bajo el amparo del histórico sello Defected consta decenas de tracks de una calidad reseñable que han hecho aumentar exponencialmente los adeptos del dúo. El auge ha sido tal que les ha llevado a tener una residencia en HÏ Ibiza durante la época estival del pasado año, una evidencia más de su potencial.

Nos trasladamos a mediados de septiembre, cuando el dúo británico anunció el lanzamiento de su primer álbum de estudio, bautizado con el nombre de ‘Dark Matter’. Noticia que era un secreto a voces, ya que llevaba tiempo rondando en la escena electrónica la idea de que los británicos tenían la intención de estrenarse en esto del LP. El hype en torno al álbum fue creciendo a medida que nos mostraban pequeñas dosis del mismo a través de las redes sociales, ya entonces sabíamos que estábamos apunto de escuchar algo importante.

Nos hemos permitido el poder de disgregar el álbum a nuestro antojo para ayudar a un análisis más exhaustivo y completo, pensamos que la ocasión así lo requiere. En el proyecto podemos diferenciar 3 partes que pasamos a detallar.

Es muy habitual, más de lo que realmente nos gustaría, la tendencia de incluir temas lanzados con anterioridad en álbumes posteriores como si de una recopilación se tratara. No es una crítica dirigida únicamente a Camelphat ya que, como hemos dicho, es una práctica muy habitual en la escena actual. En este álbum podemos encontrar tracks ya conocidos como ‘Panic Room’, ‘Rabbit Hole’, ‘Be Someone’ y los lanzados en este 2020 ‘For a Feeling’ e ‘Hypercolour’.

El gran atractivo del álbum provenía de las producciones insólitas o de aquellas solo hemos tenido el placer de poder escuchar en sus espectáculos en directo. En lo que respecta a estos temas hemos encontrado influencias del progressive, deep & chill y techno, siempre desde la orientación house donde tan bien se desenvuelven los británicos.

 Podemos encontrar esos guiños al progressive en ‘Dancing With My Ghost’ junto a Elderbrook, ‘Spektrum’ y ‘Easier’. Especial mención merece la nueva colaboración junto a su compatriota Cristoph, el nivel estaba muy alto tras el éxito cosechado con ‘Breathe’ allá por 2018; esta vez encontramos en ‘Phatoms’ un tema instrumental y puramente progressive house rozando la excelencia para los adeptos a dicho subgénero. En ‘Wildfire’ y ‘Carry Me Away’ apreciamos sonidos más lentos, sutiles y delicados, clara influencia de un deep & chill muy trabajado y depurado llevado al ámbito musical que mejor trabajan los artistas. Tracks más que necesarios en este LP. Aquí también deberíamos en referenciar a ‘Waiting’ que tras escucharla nos evoca a ‘Panic Room’, un tema más rápido que los anteriormente citados pero que se sigue moviendo dentro del deep. Para cerrar el análisis referente a los nuevos tracks nos encontramos con ‘Witching Hour’ y ‘Reaction’ siendo los tracks más pisteros del álbum con unos kicks muy marcados y de gran prominencia en el conjunto del tema; y ‘Expect Nothing’ en un claro guiño al house noventero.

Como último, no gustaría resaltar los nuevos edits a ‘Cola’ y ‘Breathe’, los mayores éxitos del duo hasta la fecha. Una decisión muy acertada que consigue actualizar y ambientar dichos track a la temática del álbum y que no desentonen del resto de temas.

Estamos ante uno de los álbumes del año y que no será extraño que pase el tiempo y sigamos escuchando algunos de las track que lo conforman. Dar la enhorabuena a Dave Whelan y Mike Di Scala por el brillante LP que estamos seguros que marcará un antes y un después en su carrera.

Total
0
Shares
Prev
Entrevistando a: Delaporte

Entrevistando a: Delaporte

En esta nueva entrega de nuestro ciclo de entrevistas hablamos por segunda vez

Next
“Beautiful Havoc”, el nuevo proyecto de $NOT

“Beautiful Havoc”, el nuevo proyecto de $NOT

Ya tenemos con nosotros “Beautiful Havoc”, el nuevo proyecto y a la

You May Also Like

¡Entérate de todo el primero!

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todo antes que nadie. Prometemos que no vamos a ser pesados.