Tiempo de lectura: 4 min

Skrillex y Boys Noize retornan con un nuevo EP seis años después de “Middle Finger Pt. 2”

Está claro que no hacen falta presentaciones cuando hablamos de dos verdaderas bestias de la producción musical como son Skrillex y Boys Noize. El primero: un adicto al trabajo. El segundo: un genio de los sintetizadores.

Allá por 2012, estos dos productores decidieron unir fuerzas juntándose para crear un nuevo proyecto, el cual acabó saliendo, como todos los EP’s de este dúo, tanto por OWSLA como por Boysnoize Records, sellos de Skrillex y Boys Noize, respectivamente. El proyecto al que nos referimos es precisamente Dog Blood, con su primer EP de dos temas, llamado “Middle Finger”.

La música de Dog Blood nació como una mezcla entre el EDM de esa época, enfocado al electro house, mezclado con el sonido analógico de Boys Noize. Algo totalmente distinto a lo que nos tenía acostumbrado el panorama. Digamos que sería la unión de polos opuestos, entre mainstream y underground. Y así se mantiene hasta estos días.

Al año siguiente, nos encontramos con el segundo EP de este dúo: “Middle Finger Pt. 2”, donde se incluyen tres nuevos temas originales y tres remezclas. A partir de aquí, veíamos cada vez menos trabajos de Dog Blood, hasta que desaparecieron, volviendo tanto Skrillex como Boys Noize a trabajar en sus propios proyectos por separado.

Pero este año las cosas han cambiado. El californiano y el alemán se han vuelto a juntar, tanto para crear música como para hacer actuaciones, como ya hemos visto en Ultra o en Sunset Music Festival. Y por fin, aquí tenemos el esperado EP de Dog Blood, después de años esperando su regreso.

¡Vamos a escuchar qué nos traen!

Dog Blood – BREAK LAW
Como no podía ser de otra forma, Dog Blood vuelve por la puerta grande haciendo lo que les da la gana. Empezamos con un tema con sabor indú, pero con el rollo tan propio de este dúo. Compresión durísima y sonidos completamente originales, acompañados de un ritmo medianamente lento, que te invita a bailar aunque no quieras hacerlo. 

Dog Blood with josh pan & X&G – 4 MIND
El estilo de siempre, ni más ni menos, pero en 2019. Poca gente tiene la capacidad de mantener su estilo después de un largo parón, y que siga gustando a sus fans como el primer día. Pues aquí están ellos, con sus sonidos analógicos y sus percusiones apretadas y con una rítmica distinta a lo habitual. En “4 MIND”, además, colaboran con josh pan y X&G, a quienes ya hemos visto por OWSLA en varias ocasiones.

Dog Blood with Otira – KOKOE
Aparecen las trazas de techno con “KOKOE“, y uno de esos sintes clásicos de Dog Blood, mezclado además con percusiones con mucho groove y silbatos, cosa que nos da una unión de estilos bastante inusual pero a la vez atrevida por parte de este dúo, que además cuenta en esta pista con la colaboración de Otira.

Dog Blood – TURN OFF THE LIGHTS
Por último, pero no menos importante, tenemos el primer tema que escuchamos de la nueva era de Dog Blood. “TURN OFF THE LIGHTS” mantiene la esencia de “Middle Finger Pt. 2“, con esos acordes tan oldschool que caracterizan al dúo, sumado a la utilización de voces para rellenar huecos. Eso sí, una cosa bastante extraña de este track es la ausencia de un subgrave, o incluso la prácticamente inexistencia del bajo en el drop, cosa que se nos hace bastante difícil de comprender ya que son los cimientos de cualquier canción del estilo que sea, pero aun así el tema suena bastante bien. 

Teniendo en cuenta estos factores, esperamos de corazón que esta vuelta de Dog Blood no se quede aquí y que sigan sacando más música durante el año. Que nos sigan dejando alucinados con su estilo único y que continúen con las giras. ¿Cuál de estos cuatro temas es tu favorito? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes!