Tiempo de lectura: 3 minutos

El meticuloso proyecto del noruego Lido termina por consolidarse con esta segunda parte de su álbum “I O U”

Sin duda Lido ha sido uno de los productores más trabajadores en este último año. En los últimos meses ha lanzado la friolera de 2 EPs. En “Spacesuit” experimentaba con un lo fi hip hop junto al rapero J’von con un trabajo muy alternativo, y en “I O U 1” se acercaba más al estilo con el que se presentó al mundo con su álbum de estudio aunque ha jugado con recursos urbanos modernos utilizados por artistas como Frank Ocean, Kanye West, James Blake o Bon Iver. En “I O U 2”, Lido mantiene una evolución estilística en la que mantiene anclados algunos de los elementos que mencionamos en la review de la primera parte, pero lo que más llama la atención sin duda es su vuelta al bass que nos presentó en su álbum debut de hace dos años, “Everything”. Este EP goza de momentos muy enérgicos pero que no deja subordinados a los beats sino que une además elementos melódicos y vocales que beben en muchas ocasiones del góspel y el R&B.

Todo el proyecto “I O U” es muy personal para Lido. Se trata de las dos partes de un álbum conceptual que refleja el proceso de una importante ruptura para el productor a través de la realización personal y el amor a uno mismo. Probablemente haya sido esta la razón por la que ha sido el mismo Lido el que ha prestado los vocales para todas las producciones que ha creado. Como menciona en una entrevista es la primera vez en muchos años en la que incluye su voz en su música ya que es bastante personal, lo cual le ha hecho estar acongojado y nervioso al mismo tiempo. Al productor no le gusta que haya habido veces que se haya interpretado su música erróneamente. Por ello y por haber querido desarrollar este trabajo con una gran ambición, el noruego lanzará un mini-film de todo el EP que se podrá visualizar en algunos cines de los Estados Unidos.

Este “I O U 2” abre con un tema tan interesante como “Ex”, cuya letra es tan clara como el título. Lo que hace a este tema más interesante aún, sin embargo, es la presencia en los créditos (que también ha corroborado en sus redes sociales) de los grandes Skrillex y Madeon, a quienes probablemente les haya cogido prestados algunos beats y melodías; y la estrella del pop Halsey, quien habría colaborado en la letra. Hablando del track de manera objetiva, se trata de una verdadera bomba que combina la sensibilidad de varios instrumentos de cuerda con potentes elementos electrónicos y unos vocales de Lido que derrochan personalidad y sinceridad.

A continuación está “Flaws”, en la cual el noruego alude a las reminiscencias de su anterior relación. En este tema impregnado de coros y un órgano acompañando a los sintetizadores se aprecia a la perfección su evolución estilística y la calidad se palpa al igual que en todos los temas del EP. En “Vultures” encontramos una propuesta muy interesante en la que Lido alterna momentos de silencio y música en las bases, las cuales incluyen algunos sonidos menos usuales. Es además una propuesta en la que Lido arriesga en la parte vocal dejando a la luz sus imperfecciones que ha sabido suplir con los potentes drops de la canción.

“The Lonely Slowly Loves” abre con los coros de Lido filtrados por el vocoder como repetía en la primera parte de este álbum y que sirven como base electrónica en la mayor parte de la canción. Sobre estos el artista se queda en un sitio a caballo entre el rap y el canto que mantiene en todo el track. Para cerrar el “I O U 2” y todo este proyecto está “Son Of Simon”, una outro en la que la producción cobra un papel con más protagonismo aunque sea la más tímida pero envolvente del EP. Con la calidad de este y todos los anteriores trabajos de 2018, Lido está avanzando a pasos agigantados afianzándose como uno de los productores a tener en cuenta en lo que está por llegar. Ya puedes escuchar a continuación “I O U 2” y leer la review de “I O U 1” y “Spacesuit” pinchando a continuación:

Lido anticipa su renovado sonido con su nuevo EP “I O U 1”

Lido da un giro de 180º a su sonido en su sorprendente “Spacesuit” EP