Tiempo de lectura: 3 minutos

En un año como este de altibajos para el dubstep, uno de sus productores más relevantes en años anteriores regresa al máximo nivel con un lanzamiento muy potente y decisivo. Analizarlo era casi nuestra obligación, así que vamos a ello.

Tras varios meses en paradero desconocido, el productor estadounidense retorna al frente presentando un nuevo EP con un claro objetivo: renovar su diseño de sonido e iniciar una nueva etapa. En nuestra humilde opinión, la música de Megalodon perdió parte de su encanto durante el año pasado, a pesar de haber sido uno de los principales protagonistas del crecimiento gigantesco que tuvo Never Say Die en 2015. Quizás una reutilización de sonidos ligeramente excesiva y unas expectativas algo altas por nuestra parte -generadas por la originalidad de sus temas ese año-, provocaron un descenso de interés en temas posteriores. Confesamos incluso que éramos algo escépticos con este EP antes de escucharlo. No obstante, el motivo de que estéis leyendo estas líneas es que ya lo hemos escuchado. Y nos ha encantado.

“Tooth & Rail EP” es la demostración de que a veces la espera merece la pena. Después de un considerable periodo sin presentar nueva música, Megalodon reaparece con un nuevo diseño de sonido, una mayor variedad instrumental y una incrementada capacidad de sorprender. El trabajo está compuesto por tres temas originales y un remix de PhaseOne, a cada cual más interesante. Sin más dilación, vamos con el análisis de los temas.

 

Megalodon – Tooth & Rail

El tema que da nombre al EP es la prueba de todo lo comentado anteriormente. La intro y el build up captaron nuestra atención de inmediato, dejándonos claro desde el inicio que estábamos ante una nueva versión de Megalodon. Sobra decir que el drop, con su extravagante diseño y sus átipicos sonidos, nos pilló totalmente desprevenidos. Precisamente la esencia tan agresiva y contundente que porta este tema es la que tanto tiempo echamos de menos en este productor. 

Megalodon – Half Breed

Este tema podríamos describirlo como una fusión entre las nuevas ideas introducidas en el EP y algunos elementos clásicos de su música. La estructura recuerda a aquellos temas con los que el productor saltó a la fama, mientras que los sonidos largos y oscilantes del drop nos devuelven a esa sensación de hostilidad que nos ha dejado “Tooth & Rail”. Es díficil ponerle una pega a este tema, pero sí es cierto que no nos ha convencido su forma de gestionar la outro. Nos habría gustado más escuchar una progresión descendente hasta acabar, en lugar de un corte brusco tras una subida. Esto es una preferencia nuestra, claro.    

Megalodon – Sum More (ft. Leo Black)

No es la primera vez que Megalodon colabora con este artista para incluir segmentos de trap, pero sí la mejor. A pesar de la variedad de ritmos incluidos, de alguna manera nunca llega a perderse la atmósfera general, manteniendo la coherencia en el ambiente a lo largo de todo el tema. Además, el drop prosigue con el diseño presente en los temas anteriores y resulta entretenido de principio a final.

Megalodon – Tooth & Rail (PhaseOne Remix)

Cuando vimos el tracklist del EP nos resultó muy curioso que albergase un remix de PhaseOne, pues la mezcla de sonidos podría resultar interesante. Este interés creció exponencialmente cuando escuchamos el tema original, con sus guitarras y sus sonidos tan deformados. Sin duda el estilo del australiano encajaba a la perfección en este caso. El resultado es tan bueno como esperábamos. Su increíble habilidad para trabajar con guitarras unida a su capacidad para crear estructuras muy directas y llamativas hacen de este un remix impecable. No nos atrevemos a decir qué versión nos gusta más, simplemente creemos que ambas se complementan suficientemente bien.

 

En conclusión, Megalodon vuelve a situarse en el punto de mira de toda la comunidad con este trabajadísimo EP, disipando cualquier duda acerca de su continuidad o su capacidad de renovación. Nos alegramos infinitamente de haber recuperado la ilusión con este productor, y esperamos que siga dándonos alegrías en forma de música.