Miley Cyrus se encuentra a si misma en “Plastic Hearts”

Tiempo de lectura: 6 minutos.
Guardar artículo

En “Plastic Hearts”, Miley Cyrus honra el sonido de sus héroes y los sonidos de su vida

Según Miley Cyrus, ella es una persona que evoluciona muy rápidamente. En su entrevista concedida a Zane Lowe para Apple Music, la artista dice despedirse de si misma todas las noches ya que a la mañana siguiente no seguirá siendo la misma. Esto es fácil de entender prestando atención a la evolución estilística que ha tenido la americana a lo largo de todos sus discos, los cuales todos parecen haber ido a la par, en su momento, de una Miley diferente en la vida real.

Llegados al momento de lanzar su nuevo álbum “Plastic Hearts”, la cantante, actriz y compositora de Tennessee parece tener más los pies en la tierra que nunca después de pasar por un periodo de cumplir con la expectación u otro bien largo de rebeldía. Y puede que la artista todavía se pudiera haber seguido sintiendo así si no fuera por haberse tenido que enfrentar a golpes duros de realidad recientes como la pérdida de uno de sus mayores pilares en la familia, el incendio de su estudio en Malibú en el que perdió toda su música, un reciente divorcio o su lucha por convertirse en una persona sobria. Así, el nuevo disco de Miley Cyrus está impulsado por la introspección, aceptación y conocimiento de uno mismo, un campo que la americana había tocado a duras penas hasta ahora y que explora de una manera humildemente cruda. 

Para más inri, es la primera vez que Miley puede decir que canaliza la música que escucha día a día y sus influencias a través de su trabajo. Y junto a productores que le han sabido guiar en este proyecto como Mark Ronson o Andrew Watt, en “Plastic Hearts” encontramos un sonido que revive y referencia con respeto muchos de los sonidos y momentos icónicos de la historia del rock de los 70, 80 y 90. Esto se hace mucho más real gracias a la propia Miley Cyrus, y ya no solo porque su voz tosca y grave pudiera haber pertenecido siempre a esta corriente, sino por el gran trabajo que consigue canción tras canción con las melodías, las harmonías vocales y las referencias constantes y sutiles a sus héroes.

Las tres primeras canciones de “Plastic Hearts” son, casualmente, aquellas que escribió primero y en ese orden. No es por tanto de extrañar que su cronología en el disco siga una evolución. En “WTF Do I Know”, Miley ya anticipa que no va a cumplir con las expectativas de los medios y que le va a dar igual, mientras además adapta esta actitud rebelde para abordar su divorcio y una instrumentación pop punk en perfecta sintonía. Esta crítica se referencia también más adelante en “Hate Me”, en la que llega al extremo de decir que puede que no sea hasta que se muera cuando la gente le deje de odiar y dar mala publicidad.

Con referencias a los Rolling Stones o Billy Joel con sus percusiones de madera, “Plastic Hearts” es una critica directa a California y la gente que la puebla, superficial y aparentemente incapaz de mostrar su verdadera persona. “Angels Like You” es sin duda uno de los más duros del tracklist. En el que se supone va dedicado a Kaitlynn Carter, persona con la que tuvo una corta relación, las letras de Miley batallan con que, independientemente de que la bloggera fuera la persona indicada para ella, la artista no quería la reciprocidad amorosa y estaba dispuesta a aprovecharse de sus sentimientos con tal de mantener satisfechas sus necesidades.

“Prisoner” no es la única canción que Miley y Dua Lipa escribieron, pero si la primera que vieron que más cuadraba para el disco una vez tomadas con paciencia. En este track que se nutre del “Physical” de Olivia Newton-John, ambas cantantes toma esta vez el papel de víctima de la relación tóxica. Y de la misma manera funciona “High”, canción en la que la americana tira de raíces y se mueve hacia un terreno más country de una manera simple. Cambiando de ser la víctima a la manipuladora, “Gimme What I Want” trata, referenciando a los Nine Inch Nails, la necesidad imperiosa de la satisfacción sexual, la cual si no consigue con su pareja se la “buscará por su cuenta”. Musicalmente, este tema destaca por su descenso en los ritmos, el aumento en el peso de la percusión y la presencia estable de un bajo con mucho carácter. 

En “Night Crawling”, Miley Cyrus se une a su héroe Billy Idol en un track con un mayor peso de sintetizadores, al igual que su exitoso single “Midnight Sky”, al cual ya poca presentación le falta, pero tal vez algo que no hayas sabido son las alusiones de este tema al “In The Air Tonight” Phil Collins o al “Edge Of Seventeen” de Stevie Nicks, referencia que ha hecho mucho más obvia al crear el mash-up “Edge Of Midnight” de ambas canciones recientemente junto a ella.

En “Bad Karma”, el country y el rock and roll más clásico se fusionan y juntan a Miley con Joan Jett & The Black Hearts inspiradas por canciones previas de esta misma para ponerlas de una manera más explícita que nunca en el papel de hija de p*ta sin aparente vergüenza. Esto se transmite igualmente, aunque de una manera mucho más dulce y autocrítica, en “Never Be Me”. Según Miley, el hecho de admitir las verdades de engañar no es el simple hecho de contar al público como es, sino que es el producto ser consciente de ello y conocerlo para enfrentarte a él y luchar por no volver a ser así. Finalmente, en “Golden G String” la cantante parece hacer un balance de los más y los menos hablados en todo el disco en una canción simple que parece buscar apoyo en el “Hallellujah” de Jeff Buckley y melodías angelicales.

“Plastic Hearts” no solo es uno de los mejores discos que Miley ha hecho, en él se siente en la cantante un sentimiento de verdad y honestidad en sus letras e instrumentación que se afectan de una manera orgánica y natural, sin necesitar cumplir las expectativas de nadie. Y tal vez por ello el disco haya tenido un resultado tan brillante. Escúchalo al completo pinchando a continuación:

Total
22
Shares
Prev
Arcadia Records apuesta por jóvenes talentos en su primer álbum

Arcadia Records apuesta por jóvenes talentos en su primer álbum

Tiempo de lectura: 8 minutos

Next
Loud Cave News (16 nov. – 29 nov.)

Loud Cave News (16 nov. – 29 nov.)

Tiempo de lectura: 7 minutos

You May Also Like