¿Es posible un futuro para los conciertos en 2021?

Tiempo de lectura: 3 minutos.
Guardar artículo

El estudio PRIMA-CoV confirmó 0 contagios relacionados con la celebración de un concierto experimental en la Sala Apolo.

¡Buenas noticias! El pasado 12 de diciembre se realizó en Barcelona un riguroso ensayo clínico dentro de la sala Apolo. El estudio contó con la participación de más de mil personas adultas de entre 18 y 59 años, sin enfermedades genéticas y sin infección por COVID en las últimas dos semanas. Todas ellas pasaron por una PCR con resultado negativo.

La única regla dentro del local fue llevar con rigor una mascarilla homologada, que justo entregaban antes de entrar: eso implicaba que la posibilidad de libre contacto físico con otros espectadores era posible. El número máximo de asistentes también se respetó, y no se superó el aforo de quinientas personas.

Por supuesto, la sala estaba totalmente acondicionada para el experimento, y se optimizó la ventilación y los flujos de aire. También se habilitó un espacio exterior reservado para fumadores, y la zona de bar se abrió para la ocasión. Eso sí, se mantuvo un control estricto del número de personas consumiendo o fumando, y sólo se podían bajar la mascarilla para ello.

El estudio ha sido llevado a cabo por la Fundación Lucha contra el Sida y las  Enfermedades Infecciosas, el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona y  Primavera Sound.

En cuanto al concierto, este duró un total de cinco horas, con la intervención de dos sesiones llevadas a cabo por DJs, y actuaciones de dos grupos de actuación en vivo. Cada espectador estuvo de media unas 2 horas y 40 minutos en el evento, y estuvieron constantemente delimitados y controlados por personal de seguridad tanto dentro del recinto como fuera de él.

Cabe destacar que ninguno de los asistentes tuvo ningún problema con la situación, no se sintieron más limitados que en otros eventos, y habían disfrutado plenamente de la experiencia.

Ocho días después de la finalización de la fiesta, varios participantes fueron sometidos a una segunda prueba en común: 463 espectadores y 496 examinadores se analizaron, de los cuales solo dos del segundo grupo dieron positivo por motivos externos.

Es decir, la asistencia a eventos físicos de música en vivo realizados bajo una serie de medidas de seguridad consentidas y controladas no habría tenido nada que ver con el aumento de contagios por el propio virus.

Asistenes al concierto piloto celebrado en la Sala Apolo de Barcelona el 12 de dicembre de 2020

¿Es posible que este sea el futuro de los eventos en España? Al menos, éste es el primer escalón para demostrar la efectividad del propio método, confirmando el objetivo primario del estudio PRIMA-CoV. A lo largo de este año comprobaremos su efectividad, y como se aplicará y adaptará a las distintas salas.

Total
2
Shares
Prev
Diez artistas que explotarán en 2021: Pop

Diez artistas que explotarán en 2021: Pop

Tiempo de lectura: 5 minutos

Next
Q-Dance publica los 100 temas más votados de 2020

Q-Dance publica los 100 temas más votados de 2020

Tiempo de lectura: 12 minutos

You May Also Like