Ralphie Choo revoluciona su paso por Barcelona con “SUPERNOVA”

El joven artista madrileño tacha de la lista uno de los destinos por los que pasa su gira en la ciudad condal, Barcelona, donde ha agotado entradas y ha realizado diversos pases

Foto de portada de @maxboriss

Si por algo se caracteriza el paso de Ralphie Choo por la ciudad de Barcelona es por su efervescencia, adrenalina y éxtasis. Pese a tener lugar en un espacio reducido como la sala de ensayos La Nau, el artista supo cómo hacérselo suyo y aprovecharlo para hacer disfrutar al máximo al público con una propuesta enérgica pero en la que también tuvieron cabida propuestas más íntimas y cálidas, así como lo es el álbum que presentó, SUPERNOVA, una dicotomía entre la calma y la fuerza. Una vez finalizado el concierto, que no llegó a la hora de duración, la sensación con la que nos marchamos el público fue con la de habernos quedado con ganas de más.


Una fecha no bastó para contentar a su audiencia catalana, pues el lanzamiento de su primera fecha en Barcelona (24 de noviembre) agotó sus entradas en muy poco tiempo, lo que provocó que el artista lanzase una cita más al día siguiente y varios pases para poder abastecer la gran demanda de Ralphie Choo en la ciudad condal. El show inició con el tema que abre su álbum debut: ‘JUAN SALVADOR GAVIOTA’, una instrumental que sirve más de preludio que de tema en sí. A partir de ese corte, todos los demás no continuarían el orden que sigue el madrileño en su disco. La que comenzó a marcar la tónica de la noche fue su reconocida y popular ‘BULERÍAS DE UN CABALLO MALO’, la favorita de Pitchfork, más acorde a su ferviente energía y mood de la noche. Un indispensable y un banger en toda regla en el repertorio de Ralphie.


‘NHF’ y su calidez continuaron con el concierto, combinando esa dualidad de la que hablábamos anteriormente con una maestría como pocos. Papel relevante jugaron también sus acompañantes en escenario, su fiel amigo DRUMMIE, a los mandos y a la flauta travesera, así como su guitarra y chelo, además de él mismo al piano o con la melódica. A la petición de palmeros entre el público, el artista continuó con ‘BESO BRUMA’, donde fusiona flamenco y electrónica de forma sobresaliente. Una mezcla que encontramos alguna que otra vez a lo largo del show y, por supuesto, de su primer trabajo de larga duración.

De nuevo, nos adentramos en la nostalgia con la prácticamente homónima ‘TOTAL90NOSTALGIA’, en la que se acoge a la melancolía y la añoranza de la niñez y la infancia. Dio paso a ‘TANGOS DE UNA MOTO TRUCADA’, tema con el que Ralphie se estrenó en la famosa pared de colores, el escenario berlinés “A Color Show” en su canal de YouTube. En él vuelve a experimentar con la flauta travesera y sonidos diversos. Tras un reguero de canciones en solitario, le tocaba su turno a las colaboraciones, que juegan un papel también muy relevante en el álbum.

‘WCID?’ junto a mori, también componente del colectivo Rusia-IDK, nos devuelve al que parece el punto de no retorno del escenario atmosférico que nos plantea el joven cantante, eso sí, esta vez, en cambio, sin su acompañante. Por desgracia, no pudimos disfrutar de ningún invitado durante el concierto, pero eso no significa que Choo no llenase por él mismo el escenario. Por ese mismo motivo continuó con ‘GATA’, otro tema junto a otro artista, en este caso su también inseparable rusowsky con el que volvió a animar el panorama con este reggaeton melódico.


Sin embargo, pese a ser una presentación en toda regla de SUPERNOVA, no faltaron sencillos del artista. El primero que tomó su turno fue ‘SANTO ÂNGEL’, con su repetitiva oración “que el amor no falle hasta que se acabe” y con ella Ralphie demandó de nuevo a los asistentes que repartiesen abrazos y reclamó la importancia del amor por encima de todo. De nuevo, jugando con esa dicotomía entre la melancolía y la dureza, siguió ‘WHIPCREAM’ junto a los raperos americanos Paris Texas, un temazo que vale la pena vivir en vivo, pues las revoluciones subieron a límites insospechados en la representación de este corte. Ralphie Choo vacila en esta más que en ninguna y la ausencia de sus coetáneos no se echaron demasiado en falta gracias al desparpajo del artista sobre la tarima.

De nuevo, el recurso de volver a la tranquilidad no falla y utiliza uno de los interludios de su disco, ‘BÓ’. La que le precedió fue, para nosotros, una de las canciones del año: ‘VOYCONTODO’, en la que se le suma el mérito de estar producida y escrita por el mismo Ralphie. Un tema con el que luce todas sus bazas y habilidades y las saca a relucir al máximo. ‘MÁQUINA CULONA’ junto al británico Mura Masa tampoco se queda demasiado atrás con esta propuesta de cumbia que vuelve a mezclar registros diversos y con la que el artista se mojó y nos mojó a todos pillándonos desprevenidos.


El penúltimo single fuera del LP que cantó Choo fue ‘ROOKIES’ en el que hizo un shoutout a Barry B, junto al que colabora en este tema además de DRUMMIE. A partir de este punto comenzó la clausura de un show al que valió más que la pena asistir pues presenciamos el inicio de la carrera de una estrella del que pocas veces más podremos disfrutar a tan reducido precio. Ese fue también uno de los temas de conversación entre el público: “qué barato para lo caro que saldrá dentro de unos años”. Esperemos que el tiempo nos de la razón.

Para acabar escogió dos últimas canciones que no pertenecen a SUPERNOVA, lo que nos hizo echar de menos ‘SUPERNOVA’ junto al canario Abhir Hathi: ‘Dolores’, probablemente uno de los cortes con los que se empezó a dar a conocer, y ‘VALENTINO’ que cantó tras la insistencia de “una última” del público, para acabar así por todo lo alto y con lo que especialmente caracteriza a Ralphie Choo: su inacabable energía.

Total
0
Shares
Prev
Descubriendo a: MERCÈ
mercè descubriendo

Descubriendo a: MERCÈ

Un mes más nos reunimos en este rincón del ciberespacio para indagar en un nuevo

Next
Los ‘Playgrounds’ de D-Sturb simbolizan su trabajo más personal y original hasta la fecha

Los ‘Playgrounds’ de D-Sturb simbolizan su trabajo más personal y original hasta la fecha

En el mejor año de su carrera artística, Jorrit nos ha guiado por un viaje de 6

You May Also Like